¡Síguenos!
Las UConn Huskies llevaban casi 1500 días sin perder en liga regular. / Foto: ZUMAPRESS.com/Cordon Press

Multideporte

El fin de una racha: UConn Huskies pierde casi 1.500 días después

La racha de UConn Huskies terminó casi 1.500 días después. El día 17 de noviembre de 2014 fue la última vez que había perdido un partido durante la temporada regular

Las rachas son algo con lo que convivimos día a día. “¡Qué buena racha llevas!” o “¡Menuda racha mala te está tocando pasar!”. En el deporte, las rachas deportivas marcan un antes y un después en la historia de un equipo, o si no que se lo pregunten a los socios de los Browns. Los aficionados de Cleveland tuvieron que esperar 635 días para volver a disfrutar con una victoria de su equipo. Esta temporada, el día de 21 de septiembre, todos los hinchas que asistieron al estadio, además de disfrutar del éxito, saborearon la victoria con una cerveza gratis. Porque las rachas, por persistentes que sean, suelen tener una fecha de caducidad.

La racha de UConn Huskies terminó casi 1.500 días después. Tras cinco títulos consecutivos de la conferencia AAC (conferencia de la Division I de la NCAA)  y 126 victorias consecutivas en la liga regular, el equipo femenino de baloncesto de la Universidad de Connecticut volvió a sentir la amarga sensación de la derrota. Los aficionados de las UConn Huskies, que vieron nacer a grandes jugadoras como Diana Taurasi, Maya Moore o Breanna Stewart, nunca imaginaron que el día 17 de noviembre de 2014 sería la última vez que verían perder a su equipo en temporada regular durante los siguientes cuatro años. Pero así fue.

Bajo la dirección de Geno Auriemma, uno de los grandes entrenadores del baloncesto estadounidense, consiguieron formar un equipo competitivo y capaz de reinar en su conferencia durante casi un lustro. No en vano, de las 12 jugadoras que llevó Estados Unidos a los Juegos Olímpicos de Rio 2016, 5 (Sue Bird, Maya Moore, Diana Taurasi, Tina Charles y Breanna Stewart) tenían pasado en las UConn Huskies. Este es el resultado de la búsqueda de perfección y éxito que lleva moldeando el entrenador italo-norteamericano en la Universidad de Connecticut desde 1985 y con el que ha ganado once títulos nacionales.

Sin embargo, el 3 de enero de 2019, la racha ganadora de UConn Huskies en temporada regular se apagaba. Las de Connecticut perdían en su enfrentamiento contra la Universidad de Baylor (Texas). Las visitantes, después 126 victorias consecutivas, 11 en lo que llevaban de temporada, perdieron por 11 puntos de diferencia (68-57). La racha se terminaba, pero, aun así, las UConn Huskies siguen en el número 1 del ránking nacional.

En deportes como el fútbol, muchos aficionados pensarán que los récords de más victorias seguidas serán de Real Madrid, F.C. Barcelona, Manchester United, etc. Pero no es así. El Steaua de Bucarest, desde 1986 hasta 1989, fue una máquina invencible en Rumanía. Los rumanos consiguieron ganar 106 partidos seguidos. A nivel de selecciones nacionales, si rebuscamos en las estadísticas, la selección española lleva 10 años sin perder la posesión del balón en un encuentro. Desde que debutamos en la Eurocopa de 2008, el 10 de junio, hasta el último partido de la UEFA Nations League contra Croacia (3-2 perdió La Roja), la Selección ha sido dueña del cuero en todos los partidos. 89 partidos en total, repartidos en 46 de fases de clasificación, 14 en Mundiales, 15 en Eurocopas, 10 en la Copa Confederaciones y 4 en la Liga de las Naciones.

En el mundo del tenis, Guillermo Vilas, tenista argentino ganador de cuatro Grand Slam (2 Open de Australia, 1 Roland Garros y 1 Open USA), consiguió 46 victorias seguidas en 1977. Ningún otro tenista ha conseguido superarle en los últimos 32 años de competición. Tan solo se le acercó el checo Lendl, ganador de 8 Gran Slam. El tenista checoslovaco sumó 44 partidos ganados entre 1981 y 1982. En una única superficie, Rafa Nadal logró encadenar 81 victorias consecutivas en tierra, entre los años 2005 y 2007. Cambiando de deporte, pero sin soltar la raqueta, el pakistaní Jahangir Khan dominó las pistas de squash durante 5 años y 8 meses. En todo ese tiempo, logró acumular 555 partidos sin ser derrotado.

El F.C. Barcelona de balonmano tiene el honor de ganar la Asobal desde la temporada 2010/11. Lo que le ha llevado a sumar ocho títulos ligueros más a sus vitrinas. Además de este gran logro, durante los últimos ocho años de competición, el club catalán ha conseguido sus últimas cinco ligas sin haber perdido ningún partido.

Dentro del deporte femenino, otros equipos consiguieron gestas importantes como la de UConn Huskies. El CN Sabadell reinó en el waterpolo femenino desde el 2010 hasta el 2016, cuando perdió la final de la Copa de la Reina contra el CN Mataró. Las catalanas acumularon 159 victorias consecutivas, lo que les sirvió para ganar siete Ligas y 6 Copas de la Reina. Como las universitarias de Connecticut, la selección femenina de baloncesto de los Estados Unidos lleva 23 años sin perder un partido olímpico. Desde su debut en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996 hasta los últimos en Rio 2016, las norteamericanas han ganado a todos los rivales que han tenido delante. Ni siquiera ellas deberían olvidarlo: toda racha tiene su fecha de caducidad.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Multideporte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies