¡Síguenos!
Umtiti
Umtiti, en un partido con el Barcelona. / CORDON PRESS

Barcelona

Umtiti se coloca en el escaparate

El francés sabe que los 60 millones que tiene de cláusula son un reclamo para los grandes equipos europeos y quiere sacar provecho.

Samuel Umtiti se ha colocado en el escaparate sabiendo que tiene todo que ganar y poco que perder. Marcharse con su selección y comenzar a lanzar mensajes sobre su futuro ha sido todo uno. Primero fue pedir el “comodín”, cuando le preguntaron si renovaría con el FC Barcelona o si tenía una oferta del Manchester United. Después, en una entrevista a Canal+ Francia, dejando caer que la del club inglés no era la única y “que todo el mundo sabe que mi cláusula no es muy grande”. En el juego de ‘quiero cobrar más’ no hay amor a los colores ni sentimentalismos. Al fin y al cabo, tampoco le ha dado tiempo porque ésta es sólo su segunda temporada de azulgrana, pero a sus 25 años ya sabe que en el fabuloso aparador que supone jugar en el Barça los 60 millones que tiene de cláusula son un reclamo para los grandes equipos europeos y está más que dispuesto a sacar provecho.

Su hermano y representante ya mantuvo una primera reunión con el mánager general del club Pep Segura antes del parón de selecciones y no llegaron a ningún acuerdo. Es más, tan solo sirvió para dejar de manifiesto que Umtiti quiere una subida de sueldo que el Barça por ahora no quiere asumir porque considera que el central no puede subir varios peldaños de una tacada en la escala salarial y situarse sólo por debajo de Leo Messi cuando ésta es su primera campaña en la que es titular indiscutible. El francés tiene contrato hasta el 2021 y con el Mundial de Rusia a la vuelta de la esquina en el Barça saben que el jugador no va de farol y que escuchará ofertas si no le aumentan la ficha, pero no quieren sentirse amenazados y menos cuando el central ha bajado su rendimiento justo desde que ha abierto la boca. Con Francia disputó dos malos encuentros frente a Colombia (donde cometió un penalti absurdo) y Rusia, y a su vuelta con el Barça en Sevilla se le vio descentrado y firmó una de sus peores actuaciones.

Sus declaraciones además han sentado mal al barcelonismo, que considera oportunista ponerse a reclamar más dinero cuando llega el momento clave de la temporada. Encima, el mal partido en el Sánchez Pizjuán ha dejado la sensación de que está más atento por aumentar su cuenta corriente que por lo deportivo. Frente a la Roma el francés pasará dos exámenes; en el terreno de juego y en la grada. Un fallo en Champions puede costarle caro. Y sí, el club está dispuesto a aumentarle la ficha como requisito para poder subirle la cláusula y espantar a los moscones, pero no pierden la calma, el francés deberá bajar sus pretensiones y, sobre todo, volver a rendir sobre el césped. Colocarse en primera línea del escaparate también tiene como efecto centrar toda la atención y Umtiti no se ha ganado todavía, ni mucho menos, la categoría de intocable. Ya puede espabilarse.

Periodista. Feminista. No me toques las palmas que me conozco. Optimista por obligación, sigo pensando que me tocará el Euromillón. 25 años de profesión. Empecé en Marca cubriendo el Madrid con Mendoza y me vine a Barcelona con el Barça de Laporta. He vivido más Copas de Europa que Gento. Y qué bien me lo paso aunque no haya visto nadar a Phelps o correr a Bolt en vivo y en directo. Canto fatal, pero no me rindo. Porque el que canta, su mal espanta.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies