¡Síguenos!
encuentro

Champions

Un encuentro inesperado

Liverpool y Roma abren el telón de las semifinales de Champions League en Anfield. Los reds, en busca de la sexta. Los italianos, a vengar la final de 1984.

En una fiesta siempre debe haber invitados sorpresa. Desconfíen de aquella en la que no los haya, será más aburrida. Las semifinales de la Champions League nos regalan dos duelos que nada tienen que ver. Uno, entre enemigos íntimos, asiduos a pasearse por Europa con aire de superioridad, un pulso entre gigantes. El otro, el que enfrenta al Liverpool y Roma, es ese giro inesperado de los acontecimientos que todo buen guión debería tener. Dos tipos con el nudo de la corbata mal hecho que se han colado en la boda de tu prima. Pasaban por allí y casi sin darse cuenta, han dejado por el camino daños colaterales del tamaño del Manchester City y del Barcelona. Ninguno tiene nada que perder, y eso siempre es una buena noticia para uno mismo o una malísima para aquél que tenemos enfrente.

El Liverpool, único equipo invicto del torneo, busca ser aquello que fue una vez y que tan felices le hizo. Cinco Copas de Europa no son cosa baladí. Pero dejemos el pasado en el pasado. Los de Klopp cuentan con la ayuda de Ramses, perdón, de Salah, recién nombrado mejor jugador del año en la Premier, jinete galopante hacia la Bota de Oro y arma blanca que junto a Firmino y Mané formarán un tridente de cuidado. 33 goles en la fase final del torneo lo acreditan. Además, el entrenador alemán recupera a Dejan Lovren para el centro de la defensa, y al capitán Jordan Henderson, que se perdió el partido de vuelta de cuartos por sanción.

Mientras tanto, en la orilla del Tíber todavía se celebra con ríos de vino la hazaña ante el Barcelona. Y movidos por la inyección de adrenalina que provoca semejante victoria, la Roma parte a la guerra en la campiña inglesa con la oportunidad de resarcirse de la final perdida ante los reds en 1984. Nadie en la ciudad eterna quiere acordarse de aquella cruel tanda de penaltis ante el Liverpool que, en su propia casa (la final se disputó en el Olímpico) coronó vencedor en la arena a un tal guardameta zimbabuense de nombre Bruce Grobbelaar. Tranquilos, yo también soy más de Máximo Décimo Meridio.

Apoyados en las manos de Allison, en la barba que denota estar curtido en mil batallas de De Rossi, y todo lo que pueda cazar Edin Dzeko, la historia les da a los giallorossi la oportunidad perfecta para conseguir su personal vendetta. Junto al arrojo de Nainggolan en el medio y al descaro de la perla turca, Cengiz Under, la Roma jugará sus cartas con cuidado y esperará el partido de vuelta como agua de mayo. Disfruten del espectáculo y de estas dos caras desconocidas con permiso para la improvisación y vía libre para soñar. Cambien a los Beatles por Mecano…

Allí me colé y en tu fiesta me planté…Visionarios.

Alineaciones probables:

Liverpool: Loris Karius; Trent Alexander-Arnold, Dejan Lovren, Virgil Van Dijk, Andrew Robertson; Jordan Henderson, James Milner, Alex Oxlade-Chamberlain, Mohamed Salah, Sadio Mané; Roberto Firmino

Roma: Alisson Becker; Federico Fazio, Kostas Manolas, Juan Jesús; Kevin Strootman, Daniele de Rossi, Radja Nainggolan, Alessandro Florenzi, Aleksandr Kolarov, Cengiz Ünder; Edin Dzeko

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Champions

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies