Un Mundial en sus manos I Mundial Rusia 2018 I A La Contra
¡Síguenos!

Mundial Rusia 2018

La mano de Dios ya no marca goles… ahora los evita

Llegamos a Rusia preguntándonos quién compraría más boletos para el Balón de Oro y salimos sabiendo que los porteros son los que tienen el Mundial en su manos.

En el extremo más alejado de los focos, en una comunión perfecta entre la soledad y la responsabilidad, marcados incluso desde la vestimenta, cuatro hombres reivindican su cuota de protagonismo. Cuatro antihéroes que han cosechado elogios y portadas, pero que miran con recelo al siguiente reto, a unas semifinales donde cualquier error les condenará de por vida. Atila ya cabalga hacia su área y ellos salen prestos a su encuentro para atajar un nuevo balón y permitir que la hierba siga creciendo. Courtois, Lloris, Subasic y Pickford se han empeñado en homenajear a Yashin en su tierra. Herederos del legado del único Balón de Oro con guantes de la historia, han sobrevivido a todo: a las dudas y a los disparos a bocajarro, al miedo a las alturas e incluso al fuego amigo, en un campeonato que ha elevado también su nivel desde la portería. Ya nadie discute que el mundo está en sus manos.

Porque nuestra memoria, selectiva y limitada, guarda ya en uno de sus cajones privilegiados las postales de sus intervenciones. Auténticos vuelos sin motor. Como esa Mano de Dios (bautizada así por la prensa belga) de Courtois para negar el empate en el último suspiro a la Brasil de Neymar. O el vuelo raso de Lloris para desesperación de Cáceres y los tres millones de uruguayos. En esa notaría de la negación tampoco puede faltar el joven Pickford salvando los muebles ante los creadores de Ikea. A Subasic por su parte lo recordaremos parando penas máximas, dando vidas extras a los croatas, haciendo jaque mate con una torre desde la portería. Más allá de sus paradas, los cuatro han destacado por la confianza y la seguridad que transmiten en cada una de sus intervenciones. De todos ellos, el francés Lloris es el único que porta el brazalete de capitán en su brazo, pero a través de sus intervenciones hasta el más joven de todos, el imberbe Jordan Pickford se ha ganado los galones entre la retaguardia británica, buena muestra de ello fueron sus broncas mientras sus compañeros de zaga sesteaban ante las acometidas suecas.

Los duelos de semifinales, por tanto, también se dirimen desde la portería. Allí Thibaut Courtois es hasta el momento el más destacado. La araña negra 2.0, vestimenta incluida, sigue apareciéndose en las pesadillas de Neymar, Coutinho y compañía. El cancerbero del Chelsea fue el último bastión inexpugnable para los brasileños que lo intentaron a través de la samba y la bossanova, con fuego a discreción y bombas de racimo. Nada hizo tambalearse al obelisco belga que además ha demostrado que no solo para, también sabe lanzar contragolpes. Aquella memorable cabalgada de De Bruyne frente a los nipones no hubiera sido posible sin la asistencia de Courtois. Thibaut ha alcanzado la madurez a sus 26 años y ya es un digno sucesor de la escuela belga, de los Pfaff o Preud d’homme. En Rusia suma ya 18 intervenciones, nueve de ellas fueron ante los brasileños, en el que puede catalogarse como el partido del Mundial. “El mejor portero del Mundo”, según Roberto Martínez se las verá en semifinales con un viejo conocido de la Premier. Hugo Lloris disputa su tercer Mundial a sus 31 años. Es la primera vez que, como el resto, pisa unas semifinales, pero su ascendencia entre los Bleus y sus galones van más allá del brazalete de capitán. En los últimos ocho años las ha visto de todos los colores en Francia, ha superado incluso la decepción de perder la final de la Eurocopa en casa y ha ido ganando confianza a medida que avanzaba el torneo. Su porcentaje de efectividad es, no obstante, el más bajo de los cuatro (66,7%).

En la otra semifinal nos encontramos con un choque de generaciones. Croacia alinea bajo palos a un veterano de guerra. Subasic, actualmente en el Mónaco, tiene 33 años pero le costó afianzarse en la portería croata. Lo hizo en la pasada Eurocopa donde ya adelantó su idilio con los penaltis. Entonces nos ganó una tanda desde los once metros, en Rusia lleva dos. Los guantes del 2016 presiden una de las paredes de su casa después de que parara una pena máxima a Sergio Ramos, los del 2018 todavía los lleva puestos pero son ya de museo. De récord Guiness concretamente, tras detener tres penas máximas a los daneses, al igual que Goycoechea en Italia 90. Los números hablan también del valor de la experiencia bajo palos. Su porcentaje de efectividad se eleva hasta el 80%. No le va a la zaga el más joven de los convocados a esta reunión del G-4 en la que se dirime el status quo del fútbol mundial. Jordan Pickford no es solo un portero, es también el primer brote verde que florece bajo los palos Pross en los últimos 20 años. Él, que cuenta con apenas 24 y que creció viendo como Ronaldinho retiraba a Seaman o Calamity era el sinónimo más utilizado para hablar de la portería inglesa, ha terminado por desterrar la maldición. En las Islas por fin cuentan con un portero de garantías. Con personalidad y con arrestos para no vencerse ante las primeras críticas. A los tabloides británicos les faltó tiempo para asegurar que el gol de Januzaj era parable, aunque como eso les condenaba a la parte más accesible del cuadro final no se cebaron en demasía. Su respuesta llegó en octavos parando el penalti definitivo a Colombia y en cuartos asegurando la victoria sin sobresaltos ante los suecos hasta en tres ocasiones.. El guardameta del Everton ha cerrado el debate de la portería inglesa. Su porcentaje de paradas se eleva hasta el 71,4%. Ahí hay portero para una década.

Ellos han aderezado sus intervenciones con la compañía oportuna de la victoria. Por el camino otros no tuvieron tanta fortuna y rumiaron en soledad sus buenas actuaciones individuales con la compañía inoportuna de la derrota. En esa lista aparecen los nombres del mexicano Ochoa o el danés Schmeichel, incluso el coreano Jo Hyeon-Woo. Todos ellos han demostrado una inspiración superior, quizá guiados por ese cartel que ilustraba la cita mundialista de este verano. Un portero parando el mundo. Un homenaje al jugador ruso más universal y al único que en otro tiempo, cuando el marketing todavía no jugaba al fútbol, pudo alzar el Balón de Oro desde la portería. Pocos saben que Lev Yashin además de disputar cuatro Mundiales (1958, 1962, 1966 y 1970) dio sus primeros pasos en el deporte con un stick y una pastilla, defendiendo los colores del equipo de hockey hielo de la fábrica en la que trabajaba. El paso del hielo al césped fue pan comido para él. El resto lo hicieron sus largos brazos y su casi 1,90 que le convirtieron durante dos décadas en el mejor telón de acero que tuvo el Dinamo de Moscú y la mítica URSS. Hoy, 55 años después de que le galardonaran como Mejor Jugador Europeo del momento, cuatro discípulos se afanan por colocar la portería en su sitio, por elevar el eco de sus paradas, por homenajear al más grande en su casa. Tendrán que parar el mundo y eso por ahora solo lo ha hecho Yashin en un póster.

 

1 Comment

1 Comment

  1. Carlos

    12/07/2018 at 11:41

    La cosa es muy sencilla. Los equipos juegan con 1 o varios delanteros. Por supuesto, un centrocampista o un defensa tambien pueden marcar. Por lo tanto, los equipos tienen 10 potenciales anotadores. Sin embargo, nunca podras ganar nada sin un buen portero. Su fallo es gol seguro siempre o casi siempre. Fijaos en que todas las selecciones que han llegado arriba han tenido porteros con actuaciones destacadas. Espana a nivel porteros ha hecho el ridiculo, a pesar de tener gente con potencial, como Kepa. Veremos por donde sale Espana en el futuro en este asunto. Un saludo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Mundial Rusia 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies