¡Síguenos!
Real Salt Lake

Fútbol

Una corona en Salt Lake City

Checketts había sentido que Utah ya estaba preparada para dar el gran salto hacia el soccer. Y aunque la llegada de la franquicia no trajo consigo un nombre oficial, los rumores ya marcaban tendencia haciendo referencia a una denominación de origen que inspiraba confianza y que nos sonaba sospechosamente familiar: Real Salt Lake.

Casi como pidiendo disculpas por las molestias, los mormones caminan por las calles de Salt Lake City. Van y vienen, pero en la capital del estado su presencia silenciosa pasa casi desapercibida. Mientras que Utah es principalmente mormona, dentro de Salt Lake City los mormones son minoría. Eso sí, la Iglesia Mormona desempeña un papel importante en la vida cívica, hecho evidente, por ejemplo, en el diseño de la ciudad: el Salt Lake Temple se encuentra en el centro, rodeado de las calles North Temple, South Temple y West Temple.

En el lado opuesto de la forma de vida de los mormones encontramos a todos aquellos que eligen las emociones fuertes en lugar de la existencia contemplativa. Esos tienen dos opciones. La primera es hacerse con provisiones —mentales y materiales—, para aguantar unos días las embestidas del invierno en Utah y disfrutar de las mieles de Sundance, la cita anual más importante para el cine independiente norteamericano e internacional. La segunda, dirigirse 28 millas (45 km) al este, hacia el Park City’s Utah Olympic Park, el lugar escogido para albergar 14 pruebas durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 2002. Incluso en verano, puedes ponerte en la piel de un medallista olímpico y volar cuesta abajo a 70 millas (110km/h) por hora practicando bobsled o recrear un salto de esquí, si eres tan atrevido o tienes poco aprecio por tu vida. La cultura floreciente y la sofisticación culinaria también forma parte de la oferta de Salt Lake City, pero una buena descarga de adrenalina, a veces, es más satisfactoria que un buen plato de comida.

Skyline de Salt Lake City

Situémonos en el verano de 2004, uno trascendental para la MLS. Por primera vez desde 1998 y habiendo rozado la desaparición, la MLS empezaba a expandirse. Una de las marcas más laureadas de México, Chivas, plantaba su bandera —y su franquicia— en Los Ángeles para comenzar a jugar en la temporada 2005. Pero la MLS también anunció la llegada de una segunda franquicia casi al mismo tiempo. ¿La ciudad elegida? Salt Lake City. ¿Los agradecimientos? A Dave Checketts, entonces propietario, mecenas, y cuyo mayor reclamo previo a la fama deportiva fue convertirse en presidente y gerente general de los Utah Jazz a los 27 años.

David Beckham. Real Salt Lake vs. Real Madrid 8.12.2006

Checketts había sentido que Utah ya estaba preparada para dar el gran salto hacia el soccer. Y aunque la llegada de la franquicia no trajo consigo un nombre oficial, los rumores ya marcaban tendencia haciendo referencia a una denominación de origen que inspiraba confianza y que nos sonaba sospechosamente familiar: Real Salt Lake. «Quería un nombre que fuera auténticamente fútbol», dijo Trey Fitz-Gerald, quien dejó la oficina de relaciones públicas de la MLS en el otoño de 2004 para ocupar el puesto de vicepresidente de comunicaciones de RSL.

Pero Checketts, que había viajado mucho por Europa durante su trabajo al frente de la NBA Internacional, se había topado ya con la onda expansiva del equipo más influyente del planeta: el Real Madrid. «Al principio, ese era mi nombre favorito», dice Checketts en referencia al «Real Salt Lake». «Había sido muy fanático del Real Madrid y de la forma en la que manejan todo, incluida su filosofía. Pasé un tiempo con ellos cuando llegué a la MLS y construimos una buena relación».

Para culminar su obra, Checketts tuvo que dar un último paso: pedirle permiso al Real Madrid para usar el nombre. Fitz-Gerald señala que más de 40 equipos en todo el mundo usan el «Real» en sus nombres, y bromea diciendo que «no había monarquía en Utah como para otorgarnos el nombre». Pero Checketts pensó que preguntar al Real Madrid era lo más prudente. Y según él, respondieron: «Va a ser nuestro equipo hermano; tienes nuestra bendición».

El lanzamiento oficial del club con su nuevo y flamante nombre fue en octubre de 2004 en el estadio Rice-Eccles. El estadio de fútbol de la Universidad de Utah serviría como el primer hogar para el equipo, mientras que Checketts buscaba el apoyo financiero necesario para construir un estadio permanente que se convirtiese en la residencia del Real Salt Lake. El entonces propietario del equipo también tomó otra decisión crucial para la historia del club: incorporó tanto el rojo como el azul en las camisetas. Salt Lake City sirvió como zona cero para una importante rivalidad del fútbol universitario, la que protagonizaban la Universidad de Utah (rojo) y la Universidad Brigham Young (azul). Con la elección de los colores, Checketts apostaba fuerte para que el Real Salt Lake unificase aficiones, que fuese el equipo de todos, un club de encuentro. Llamativo, cuanto menos, que los colores del equipo hermanado con el Real Madrid fuesen también lo de su eterno rival: el FC Barcelona. Jugada maestra de Checketts que bien hubiese merecido un Nobel de la Paz.

Joao Plata en un partido con el Real Salt Lake

La presencia del Real Madrid resultó fundamental para cumplir el objetivo final de Checketts: construir un nuevo estadio. La relación que Checketts había forjado con el equipo español se desarrolló hasta el punto en que en el verano de 2006, el Real Madrid viajó a Utah para disputar un partido amistoso contra el Real Salt Lake el 12 de agosto. En las semanas previas a la celebración del encuentro, los funcionarios del condado se resistieron a la aprobación del presupuesto, dinero de los impuestos hoteleros, ya aprobados y asignados por la legislatura estatal, que iban ayudar a financiar el nuevo estadio. Entonces, Checketts anunció que la fecha límite para llegar a un acuerdo sería, precisamente, la del partido contra el Madrid. De hecho, el día antes del partido, los funcionarios del condado votaron en contra de la financiación del estadio. Pero Checketts decidió actuar con valentía. Pidió a varios directivos y jugadores del Real Madrid que participaran en un evento de prensa improvisado para anunciar un estadio al que los funcionarios del condado todavía se resistían activamente. Y aceptaron. «Literalmente de la noche a la mañana —recuerda Fitz-Gerald— cortamos este campo de heno que había permanecido en barbecho en el medio de Sandy, Utah, durante 40 años, y organizamos una inauguración ceremonial. Fue el mayor salto de fe al vacío que pudimos dar».

Checketts recuerda un torbellino mediático de 24 horas en el que el equipo logró armar un escenario, tener preparado un micrófono, palas doradas y cascos con el logotipo del RSL. «Incluso teníamos una banda de música», dice. El gobernador de Utah, Jon Huntsman, quien sería fundamental para cerrar el acuerdo, también asistió. «Sabía que esa imagen de David Beckham con la pala daría la vuelta al mundo», dice Checketts. «Sabía que eso presionaría mucho al gobierno del condado. Fui haciendo algunas travesuras, pero realmente funcionó. La noticia estaba en todas partes». El majestuoso Rio Tinto Stadium —el 28 de septiembre de 2008, se anunció que los derechos de denominación del estadio se vendían a la compañía minera internacional Rio Tinto—, ubicado en Sandy, una ciudad a unos 20 km al sur de Salt Lake City, abriría sus puertas justo antes del cierre de la temporada 2008, anticipando lo que sería una gloriosa temporada 2009 en la que aquel salto al vacío por fin tendría una sonada recompensa. El RSL derrotaría al máximo favorito de la competición, los LA Galaxy, en la Copa MLS, 5-4 en la tanda penaltis. Aquel Galaxy tenía entre sus filas a un tal David Beckham, cuya participación en cierta rueda de prensa ayudó a Salt Lake City a mantener su equipo y sus esperanzas con vida.

Rio Tinto Stadium

El Real Salt Lake ha tardado algo menos que el Real Madrid en tener equipo femenino. El 16 de noviembre de 2017 se anunció que había adquirido una franquicia en la NWSL, debido al interés por el fútbol femenino en el estado, así como al instinto de Dell Loy Hansen, un empresario magnánimo propietario de Wasatch Property Management, que pasó tres años como socio minoritario antes de adquirir la propiedad total del equipo en enero de 2013. Utah Royals FC también tiene su sede en Sandy, suburbio de Salt Lake City, juega en el Rio Tinto Stadium y participa en la Liga Nacional estadounidense. Entre sus filas cuenta con varias campeonas del mundo como Kelley O´Hara, Becky Sauerbrunn o Christen Press, además de disfrutar también de uno de nuestros buques insignia, Vero Boquete. El club nació un 1 de diciembre de 2017 y comenzó su primera andadura profesional en 2018. Desde el mes de agosto de 2017, los seis equipos de fútbol femenino de la División 1 de Utah superan en número a los hombres y el estado tiene la tasa más alta de jugadoras de fútbol femenino de secundaria reclutados por las universidades de la División 1. Es más, la asistencia a los partidos en Utah se encuentra entre los más altos de la NCAA.

No fue una estadounidense, sino una islandesa, Gunnhildur Yrsa Jónsdóttir, la que marcó el primer gol en la historia de la franquicia el 24 de marzo de 2018 en el tercer minuto del partido inaugural del club contra Orlando Pride. Para su primer partido en casa se vendieron unas 18.500 entradas y la asistencia oficial el día del partido, en el que jugaron ante Chicago Red Stars, fue un hito: 19.203 asistentes. Portland es la capital del fútbol femenino estadounidense a día de hoy, pero en Utah tienen algo que añadir. El CD Tacón puede tomar nota de su hermana mayor, porque el crecimiento de Utah Royals es significativo y en un corto plazo de tiempo, el equipo ya estará entre los favoritos a alzarse con el título.

Chicago Red Stars vs Utah Royals

Actualmente y tras recuperar efectivos después de un Mundial que desarticuló el equipo por completo, Laura Harvey, entrenadora de Utah Royals, ya puede volver a sonreír. El potencial ofensivo de Utah, liderado por Christen Press, acompañada de le energía de Amy Rodríguez y de la templanza de Vero Boquete, ha despegado en los últimos encuentros. Utah Royals encadena su mejor racha de la temporada (tres victorias y un empate), ha ganado confianza y empieza a sonar ya como un equipo que hay que tener en cuenta a la hora de luchar por los playoffs. En Salt Lake City y de la mano de Utah Royals se tiene poco que perder y muchísimo que ganar.

Orlando Pride vs Utah Royals. Las jugadoras del equipo visitante (Vero Boquete entre ellas) celebran un tanto de Christen Press.

Yo ya estoy planeando la ruta. Pasearé por Temple Square, haré algo de senderismo alrededor del Great Salt Lake y me jugaré el físico en Park City o la cercana estación de esquí, Snowbird. Sin embargo, no me iré de allí sin ver un partido en el Rio Tinto Stadium. Esa imagen que debe inspirar miles de canciones y por la que merece la pena hacerse de Real Salt Lake y de Utah Royals: cuando cae el sol sobre las montañas Wasatch y el balón sigue rodando sobre el césped de uno de los estadios más bonitos de Estados Unidos. Una auténtica experiencia religiosa en el norte de Utah —seas mormón o ateo—, recomendada para todos aquellos románticos del fútbol en un país que casi acaba de descubrir las sensaciones que provoca este deporte. La corona está a buen recaudo. Larga vida a la monarquía en Salt Lake City.

«How pretty are flowers that bloom in the spring
How sweet are the songs the mockingbirds sing
If it’s just like my dreams then I must go and see
for the red hills of Utah are calling me»

The Red Hills of Utah. Marty Robbins

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies