¡Síguenos!
Los jugadores del Leganés celebran el único tanto del encuentro. / Foto: José Luis Cuesta/Cordon Press

Rayo

Una cuestión de pulgadas

El derbi madrileño entre el Leganés y el Rayo Vallecano, inédito en Primera División, se decantó a favor del conjunto pepinero (1-0)

Lo bueno de la novedad es que es imprevisible e inesperada, casi siempre emocionante por su desconocimiento. En Butarque, hoy sábado, Leganés y Rayo Vallecano disputaron un derbi madrileño, inédito en la máxima categoría del fútbol español, que fue fiel a esta premisa hasta su desenlace final, una tímida victoria local que podría haber sido más amplia exactamente en la misma proporción en la que podría haber no llegado (1-0). La vida es cuestión de pulgadas, decía Al Pacino en esa película.

De entrada, fue el conjunto pepinero, más metido en el encuentro, el que monopolizó las ocasiones en una primera mitad trepidante, de ritmo alto y llegadas al área. Tal vez, ayudó a esa circunstancia el tempranero gol del Leganés, que llegó en el minuto 14 después de que Carrillo cruzara a la red su disparo tras un centro desde la derecha de Michael Santos, que había recibido el esférico en un saque de banda (1-0). Tras su asistencia, el uruguayo, insistente e hiperactivo, rondó el gol cinco minutos después tras un pase en profundidad de El Zhar, pero su disparo en el mano a mano se fue desviado. Todavía antes de la media hora, Michael Santos lo volvió a intentar con un lanzamiento frontal que Alberto García desvió, si bien las otras dos mejores oportunidades locales aparecieron cuando ya se acercaba el tiempo de descanso. Primero, en un cabezazo ligeramente desviado del goleador Carrillo. Después, en un flojo lanzamiento de Óscar Rodríguez, tras girarse dentro del área, que se encontró con un defensa en su trayectoria. Por su parte, el peligro del cuadro vallecano en el periodo inicial fue más por ciencia infusa que por ciencia exacta, a través de centros de Bebé por la banda izquierda que no encontraron rematador o faltas laterales que Cuéllar no logró blocar con su tradicional suspense. A veces, cuando la prudencia no acompaña a la madurez, se disfruta más sobre el alambre.

La segunda mitad fue dominada por el Rayo en su amplia mayoría ante un Leganés replegado que tuvo la sentencia en su tramo final, con velocidad, espacios y superioridad numérica después de que Medrán fuera expulsado por doble amarilla en el minuto 82. Antes, Embarba y Álvaro García, que reemplazaron a Kakuta y Bebé, reactivaron a los de Míchel, que, previo cabezazo fuera de Carrillo en un córner de Óscar Rodríguez, tuvieron el empate en la cabeza de Medrán (tras un centro de Advíncula), en la pierna izquierda de Álex Moreno (tras un lanzamiento demasiado cruzado en una incorporación en banda izquierda) y, muy especialmente, en la pierna derecha del citado Medrán: su lanzamiento de falta desde la frontal se marchó al larguero en el minuto 73. Fue el último impulso ofensivo, con permiso de un disparo flojo de Advíncula desde fuera del área en el minuto 84, de un Rayo que siguió intentándolo, con más orgullo que posibilidades, en un tramo definitivo en el que el Leganés también tuvo la sentencia en una falta de Óscar Rodríguez que Alberto desvió y en otra falta lateral del canterano madridista en la que de nuevo apareció el portero rayista después de que Gumbau peinara el esférico. El fútbol, ya se sabe, es una cuestión de pulgadas.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Al Rayo se le escapa otra vez la victoria | Rayo Vallecano | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Rayo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies