Una sorpresa antes de Andorra - Vuelta a España - A la Contra
¡Síguenos!
Jelle Wallays celebra la victoria ante la atenta mirada de Peter Sagan | CORDON PRESS

Vuelta a España

Una sorpresa antes de Andorra

Jelle Wallays completó una fuga que parecía abocada al fracaso ante un pelotón encabezado por Peter Sagan.

Tantas veces hemos visto la película al revés que ha sido un soplo de aire fresco ver llegar a una fuga ante un impotente pelotón, que ya no tiene las piernas de la primera semana. A pesar de que Bora y Quick Step persiguieron al límite en los últimos kilómetros, tanto Jelle Wallays, campeón en Lleida, como Sven Erik Bystrom se plantaron en la recta de meta con unos pocos segundos, suficientes para disputarse la etapa entre ellos. Ganó el belga, más rápido, que superó a su rival y aguantó a Sagan y Viviani, que arrancaron antes de lo habitual y cerca estuvieron de darles caza.

El guion del día fue el esperado hasta los últimos diez kilómetros, cuando empezaron a pasar cosas extrañas en una etapa de esta índole. Parte del pelotón desconectó pensando en la batalla final. Jetse Bol, compañero de viaje en la escapada, desistió en el intento por falta de piernas y los hombres de Bora y Quick Step se quedaron sin fuerzas y se fueron apagando uno a uno. Solamente Burghardt y Pöstlberger pudieron aguantar hasta la recta de meta, pero sin las fuerzas necesarias para terminar de cazar.


Sagan no puede


Se debió quedar impresionado Peter Sagan, que entró delante de Viviani, pero no fue suficiente para ganar la etapa. Una oportunidad le queda al bravo eslovaco para no irse de vacío de esta Vuelta a España. No será por no intentarlo, desde luego, gesto que agradecemos todos los espectadores, porque pocos corredores ofrecen el espectáculo que aporta Sagan en las carreras y pocos corredores como él disfrutan tanto de la competición. Si hay alguien ahí arriba con corazón y sentido común, brindará a Sagan esa carismática victoria en el Paseo de la Castellana, el próximo domingo.

Eso será el final de una película cuyo guion principal todavía debe resolverse. Las 18 etapas disputadas hasta la fecha han servido para clarificarnos muchas cosas. Nairo Quintana, favorito inicial, se ha quedado sin piernas. Simon Yates lidera con puño de hierro, pero ha mostrado ciertas flaquezas. Miguel Ángel López y Enric Mas desafían como grandes escaladores y entre todos ellos un joven Alejandro Valverde sueña con ganar la Vuelta diez años más tarde, a los 38 años y después de una caída en Düsseldorf que le pudo costar su vida profesional. Está ante uno de los momentos más importantes de su trayectoria deportiva. Que no es poca cosa.


Paso a Andorra


El primer plato llegará este viernes rumbo a Naturlandia, con meta en el Alto de la Rabassa (Andorra), uno de los tradicionales puertos de paso de la carrera y que este año será final en alto. Lo hará en un día donde esa será la única subida, aunque el pelotón enfilará por el país de los Pirineos, ese que siempre trae magia e historia a la Vuelta a España. En las rampas irregulares de la Rabassa, Valverde tiene la primera oportunidad de dar un revolcón a Simon Yates. La carrera entra su fase decisiva y lo hace con todo su esplendor. Después del apático Tour de Francia, otra vez la ronda española ha venido a nuestro rescate. Qué suerte la nuestra.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Vuelta a España

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies