¡Síguenos!
Iñaki Urdangarín, en su etapa como jugador azulgrana. / Foto: Miguelez Sport/Cordon Press

Opinión

Urdangarín, el grano en la frente de Bartomeu

La camiseta de Iñaki Urdangarín es una de las que están expuestas en el Palau Blaugrana: el club siempre ha defendido que la razón por la que está ahí es estrictamente deportiva y que no se plantean quitarla

A Josep María Bartomeu y su Junta directiva les ha salido un grano de esos que se ven en mitad de la cara y no puedes dejar de mirar por mucho que lo intentes. Un elefante gigante en la habitación. Se llama Iñaki Urdangarín y puede ser un punto en el orden del día de la próxima Asamblea de socios compromisarios que se celebrará el 21 de octubre, coincidiendo con el Barça-Sevilla. El colectivo Manifest Blaugrana lleva desde el viernes recogiendo firmas para que así sea, y no parece descabellado que puedan conseguir las 3.200 que necesitan.

La camiseta de Iñaki Urdangarín es una de las que están expuestas en el Palau Blaugrana. El club siempre ha defendido que la razón por la que está ahí es estrictamente deportiva y que no se plantean quitarla, a pesar de que desde que explotó el caso Nóos la medida de mantener la camiseta de Urdangarín provocó la lógica polémica entre la masa social azulgrana. Este pasado mes de junio el Tribunal Supremo acordó condenar al exduque de Palma a una pena de cinco años y 10 meses de prisión por delitos fiscales, de prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias y actualmente está en la prisión de Brieva (Ávila).

El colectivo Manifest Blaugrana junto a Dracs 1991 comenzaron ya el viernes, en el Barça-Zaragoza de fútbol sala, a recoger firmas para retirar el 7 de Urdangarín del Palau. En total disponen de dos partidos más de fútbol sala, dos de balonmano y dos de baloncesto, además del encuentro ante el Girona de este domingo y el del Athletic el 29 de septiembre.

«La verdad es que no se retirará. Iñaki Urdangarín tiene la camiseta en el Palau como otros tantos jugadores importantes en función de sus méritos deportivos durante su etapa en el club, y son incuestionables», afirmó el portavoz del club Josep Vives el pasado mes de febrero después de que Urdangarín fuera condenado por la Audiencia de Palma. Ahora el grano está en toda la frente, bien visible, porque si Manifest Blaugrana consigue las 3.200 firmas correspondientes al 3% de los socios del club, irá al orden del día de la Asamblea tal y como mandan los Estatutos. Y entonces el Barça como entidad, y su presidente, se verán obligados a algo que siempre han intentado evitar por todos los medios: el debate.

Es lo que tiene presumir de valores y autoproclamarse como ejemplo a seguir. La exigencia es máxima y al mínimo traspié ya te están apuntando con el dedo. Claro que en el caso de Urdangarín el tropezón no es pequeño y encima mediáticamente es un caramelo. Quien se jacta de ser tan pulcro, además de serlo debe parecerlo, y la camiseta en el Palau chirría.

Bartomeu y su Junta han intentado siempre mantener un perfil bajo, conciliador —para algunos insuficiente— mientras que son calificados por otros como radicales; ahora se puedan encontrar con el asunto Urdangarín en la Asamblea, donde tendrán que votar y cada gesto será medido y estudiado al milímetro. Ya es mala suerte, para ellos, claro, que siempre han pasado de puntillas por el charco para salpicarse lo menos posible.


El caso Núñez


De todas formas, antes de empezar a rasgarse las vestiduras pase lo que pase, no estaría mal recordar que el museo más visitado en Catalunya es el del Barça, que tiene el nombre de Josep Lluis Núñez.

El ex presidente azulgrana ingresó en la prisión de Quatre Camins el 7 de noviembre de 2014 junto a su hijo, Josep Lluis Núñez Navarro, para cumplir la pena de dos años y dos meses de cárcel a los que fueron condenados cada uno por el llamado caso Hacienda. En diciembre del 2015 ambos salieron de la prisión. El museo siguió con su nombre como si nada, durante y después, y no presencié ninguna manifestación ni en la calle ni en las gradas.

En todas las casas hay bichos y bajo la lupa no hay quien pase la prueba del barrido, fregado y pulido, pero si presumes de higiene debe estar todo como los chorros del oro. Por una cuestión simplemente de coherencia.

 

Periodista. Feminista. No me toques las palmas que me conozco. Optimista por obligación, sigo pensando que me tocará el Euromillón. 25 años de profesión. Empecé en Marca cubriendo el Madrid con Mendoza y me vine a Barcelona con el Barça de Laporta. He vivido más Copas de Europa que Gento. Y qué bien me lo paso aunque no haya visto nadar a Phelps o correr a Bolt en vivo y en directo. Canto fatal, pero no me rindo. Porque el que canta, su mal espanta.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Opinión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies