¡Síguenos!
Van Dijk

Fútbol

Van Dijk Balón de Oro: misión casi imposible

Los números juegan en su contra. A lo largo de la historia del fútbol, tan sólo tres defensas han ganado el Balón de Oro.

El nombre del próximo Balón de Oro parecía claro hace tan sólo un mes. Sin embargo, los acontecimientos se torcieron contra todo pronóstico y ahora a Leo Messi le han surgido varios aspirantes inesperados. El astro argentino fue el máximo goleador de la Champions League, pero su equipo se quedó a las puertas de ganarla. Guste más o menos, la mejor competición de clubes del planeta es una baza decisiva en la elección del ganador del premio. Desde que el Liverpool se proclamara campeón de Europa en la noche del sábado, el nombre de un futbolista red está sonando con fuerza para relevar a Modric y volver a dejar con las ganas a Messi. Como dice la popular canción que le han compuesto los fans de Anfield… it’s Virgil Van Dijk”.

El defensor holandés ha supuesto, junto a Alisson, el empujón extra que necesitaba el Liverpool para ganar un trofeo con la complejidad de la Champions. El conjunto del Merseyside era un equipo que dominaba en el área contraria, pero sufría en la propia. La contratación de Van Dijk por 85 millones fue una declaración de intenciones por parte de la dirección deportiva. El Liverpool entendió que para triunfar en la élite no bastaba con pólvora arriba. Ha pasado año y medio desde su fichaje y ya nadie se acuerda de que el holandés es el defensor más caro de la historia. Hace dos temporadas el Liverpool encajó 50 goles en contra en la Premier League. Esta última tan sólo 22. 

El mérito de Van Dijk está en haber mejorado las cuatro posiciones de la defensa red, y no sólo la suya propia. El central nacido en Breda se ha erigido como el líder del equipo gracias a su robustez y serenidad dentro del área. Su rendimiento esta temporada ha sido tan extraordinario que ya hay quienes reclaman que el próximo Balón de Oro lleve su nombre. El propio jugador se ha posicionado a favor de Messi diciendo que es “es el mejor y se lo merece siempre”. Las posibilidades de que Van Dijk gane el premio otorgado por France Football, por mucha campaña que ahora realicen los medios británicos, son mínimas. Los números juegan en su contra. 

A lo largo de la historia del fútbol, tan sólo tres defensas han obtenido el Balón de Oro. Estos fueron Franz Beckenbauer, Matthias Sammer y Fabio Cannavaro. Beckenbauer lo ganó en 1972 y 1976. El primero después de proclamarse campeón de la Eurocopa de Bélgica con la selección germana. Aquel torneo lo jugo de libero y fue el capitán del combinado teutón. El segundo Balón de Oro lo logró cuatro años después. Por aquel entonces ya estaba consagrado como uno de los mejores centrales del panorama internacional. Fue la gran época del fútbol alemán. Beckenbauer ganó su tercera Copa de Europa consecutiva con el Bayern de Múnich y perdió en los penaltis la final de la Eurocopa de Yugoslavia ante Checoslovaquia.

Tuvieron que pasar nada menos que veinte años para que otro central volviese a levantar el prestigioso galardón individual de France Football. De nuevo, el premiado fue un futbolista alemán. Matthias Sammer recibió el Balón de Oro después de dos Bundesligas seguidas con el Borussia Dortmund y de formar parte de la selección germana que ganó la Eurocopa de Inglaterra de 1996. La temporada siguiente fue todavía mejor, ya que se proclamó campeón de Europa con el conjunto de la cuenca del Ruhr. Como curiosidad, Sammer se impuso sobre Ronaldo Nazario en las votaciones por solamente tres puntos de diferencia.

Una década después del triunfo del central alemán, Fabio Cannavaro se llevó uno de los Balones de Oro más polémicos de la historia. Polémico porque el defensor napolitano obtuvo más votos que su compatriota Gianluigi Buffon y que Thierry Henry. Cannavaro llevaba unos meses en el Real Madrid, club por el que fichó después del descenso administrativo a la Serie B de la Juventus. La Copa del Mundo que ganó Italia en el verano del 2006 fue fundamental a la hora de determinar una votación que aún hoy genera controversia.

Desde la victoria de Cannavaro hace trece años, son varios los defensas que han sonado para levantar el Balón de Oro. Algunos como Carles Puyol o Sergio Ramos, capitanes de los mejores Barça y Real Madrid de la historia, se vieron lastrados por la dictadura impuesta por Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Y como ellos, tantos otros… El curso pasado Modric abrió un precedente del que ahora Virgil Van Dijk sueña con dar continuidad. La misión es casi imposible porque la historia así lo corrobora. Esta clase de reconocimientos individuales acostumbran a premiar a los hombres de delante, y no a los de detrás. Un argumento para creer en que las cosas puedan ser distintas este año es que el central holandés fue elegido mejor jugador de la temporada en la Premier League. Este galardón no recaía en un defensa desde que John Terry lo ganará en 2005. Tal vez sea una señal…

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies