¡Síguenos!

Fútbol

Rosetti pide que el VAR no intervenga en fueras de juego «por centímetros»

«Queremos que el VAR intervenga solo cuando las imágenes muestran un claro error, no para volver a arbitrar los partidos. Si no es así, mejor que valga la decisión tomada en el campo».

El italiano Roberto Rosetti, presidente de la Comisión de Árbitros de la UEFA, subrayó que el VAR no debe cambiar la decisión del colegiado en casos de fueras de juego por cuestión de pocos centímetros, en los que sean necesarios «varios minutos» para determinar la efectiva posición de un jugador.

«Queremos que el VAR intervenga solo cuando las imágenes muestran un claro error, no para volver a arbitrar los partidos. Si no es así, mejor que valga la decisión tomada en el campo», afirmó Rosetti en una entrevista publicada este sábado por el diario italiano La Gazzetta dello Sport.

«Cualquier parte del cuerpo, excepto los brazos, más cercana a la portería que el balón y el último defensor es fuera de juego. Teóricamente, un milímetro es suficiente. Pero si para decidir si hay un fuera de juego de pocos centímetros hacen falta varios minutos para posicionar las líneas y existe una real dificultad para determinar si es fuera de juego, siempre es mejor no cambiar la decisión tomada en el campo», agregó.

Rosetti insistió en que el código de la International Football Association Board (IFAB) prevé que haya «clara evidencia» del error para justificar la intervención del VAR.

En los últimos días se registraron casos «límite» en la Premier League inglesa, en la que la tecnología anuló por pocos milímetros un gol al portugués Pedro Neto en el Liverpool-Wolverhampton y al inglés Jack Grealish en el Burnley-Aston Villa.

También se registró un caso parecido en el triunfo 0-3 del Real Madrid en el campo del Getafe, con un gol de cabeza del francés Raphael Varane que fue validado tras control VAR para determinar una nueva posición muy justa.

«El VAR se nota sobre todo cuando no está disponible. Es innegociable, hace justicia, pero no debe alterar el espíritu y la fluidez del juego. El VAR controla todo lo que se refiere a los cuatro casos previstos: goles, penaltis, tarjetas rojas y errores de identidad. El control silencioso es algo ordinario que no se debe notar. Dura 16 segundos y no interfiere en el partido. El error importante se nota normalmente en unos 27 segundos», explicó Rosetti.

«Si las interrupciones son muy largas, con diez o quince repeticiones y cuatro o cinco cámaras distintas, significa que no es un claro y evidente error, sino una interpretación subjetiva del árbitro que el VAR no debe corregir», concluyó.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies