¡Síguenos!

Cine

Venganza bajo cero

La venganza es el leitmotiv de la película, un film noir sin duda, con buenas dosis de acción bien rodada y con un fino humor que impregna todo el metraje.

Si hace unos años le hubieran dicho a  Liam Neeson, el inconmensurable Schindler de Spielberg, que con 67 años iba a ser una estrella del cine de acción, seguro que el actor inglés se habría reído. En los últimos años, Nesson ha repetido con más o menos matices el papel de padre que venga, salva de un peligro, un secuestro, un asesino o unos lobos,  a un amigo, un hijo o una  hija.

Todo empezó hace unos años, en el 2008, cuando protagonizó la primera película de la trilogía Taken, aquí traducida como Venganza I,  luego la II en 2012 y más tarde en el 2015 la III, en ese papel de padre vengador/rescatador, un veterano agente dotado de múltiples habilidades para matar. En Non-Stop (2014) es el pasajero de un vuelo, en Run all night (Una noche para sobrevivir 2015), salva a su hijo de la furia de un criminal, Hed Harris, donde Neeson es un asesino ex amigo de Harris. En el Pasajero (2018) es a su familia y a los pasajeros de un tren a los que salva. Venganza bajo cero puede parecer unas más de este “ciclo” de acción de Neeson, pero igual no lo es, o al menos no una más.

No es normal que un director haga a los 4 años de filmar una película, un remake de esta misma, Venganza bajo cero es ese caso, el remake del director Hans Petter Moland de su propia película, Kraftidioten (Uno tras otro como se tradujo en España 2014). En el film, Neeson interpreta a un conductor de una maquina quita nieves en un pequeño pueblo de Denver, cuyo hijo es asesinado en un extraño asunto de drogas, lo que provoca una trama en la que él decide vengarse  de los asesinos. La venganza es el leitmotiv de la película, un film noir sin duda, con buenas dosis de acción bien rodada y con un fino humor que impregna todo el metraje.

Venganza bajo cero no es más de lo mismo, o al menos no lo parece. En ella, no solo se nos permite ver a un impecable Neeson, además la trama está muy bien contada, los secundarios están perfectos, esa pareja de policías con una afinadísima Emmy Rossum, ese asesino gay fantástico sutilmente creado por Domenick Lombardozzi, o ese siempre eficaz William Forsythe, dan empaque y credibilidad  a una película que navega en un humor negro muy peculiar que nos lleva muchas veces a creer estar en el universo de un film de los hermanos Cohen (sus similitudes con Fargo son evidentes).

Mis únicos peros son, el villano, personaje que interpreta Tom Bateman, al que le falta poso, el desaprovechamiento de una actriz como Laura Dern que apenas aparece y sobre todo y lo que me sorprende, el porqué se hace un remake de una buena película que realmente no mejora en nada a la primera, solo le da matices diferentes. Venganza bajo cero es una entretenida película con la que pasar una grata velada de cine negro, pero un remake innecesario.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Cine

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies