¡Síguenos!
Verstappen celebra su victoria con la afición en en GP de Austria. @Max33Verstappen

Fórmula 1

Victoria en modo ‘Remontada Verstappen´

Con una remontada histórica, el holandés Max Verstappen se llevó la victoria del Gran Premio de Austria. La primera para Red Bull en este Mundial.

Esta vez a la tercera no fue la vencida. Leclerc que salió desde la ‘pole’ por tercera vez en su carrera, perdió la primera posición a falta de dos vueltas para el final. Verstappen, que se quedó clavado en la salida y perdió cinco posiciones, protagonizó una de las remontadas históricas de la Fórmula 1 y consiguió su sexta victoria en la máxima categoría del automovilismo. El holandés recordó la gran actuación del GP de Estados Unidos, donde salió decimoctavo y terminó en segunda posición. El podio lo completó Bottas.

Hamilton arruinó su carrera por calcular mal su estrategia. Tuvo suerte en la salida, ya que Verstappen se quedó clavado y tuvo los suficientes reflejos para hacer una rápida lectura y colocarse en la tercera posición. Yendo tercero, el líder del Mundial se quedó en pista, marcando vueltas rápidas, para intentar pasar a Bottas y Leclerc en su parada en boxes… pero ocurrió lo contrario. Cuando más rápido iba sobre la pista, midió mal la entrada en la tercera curva del circuito y perdió tracción en su alerón. Tras este incidente perdió velocidad y su parada en boxes fue más larga: terminó saliendo en quinta posición. El que más se benefició con el error de Hamilton fue Vettel. El alemán sonrió por haber entrado en los puestos de podio, cuando varias vueltas atrás parecía imposible…

Pero pronto borro su sonrisa de la cara, cuando vio por el retrovisor que Verstappen se acercaba. El piloto austriaco protagonizó una de las peores salidas de la temporada, pero corrían en el Red Bull Ring. No hay nada como correr en casa, porque los caballos de más que tu coche tiene son los que imprimen los aficionados desde las gradas. Con el público a favor, Verstappen empezó a volar con la condición de dar caza al tetracampeón. Durante tres vueltas protagonizaron una lucha preciosa por la tercera posición. Vettel tenía todo en contra. En cambio Max todo a favor: el público jaleaba su nombre, desde la radio le gritaban ‘a por él’ con el DRS activo. Tan solo tres vueltas aguantó el piloto de Ferrari, que terminó hincando rodilla ante el holandés.

El alemán no fue la única víctima del Max Verstappen. Tras el adelantamiento voló a la siguiente: Bottas. En este caso, el piloto finlandés no puso resistencia. Cuando decidió mirar por el retrovisor para saber la distancia con Verstapppen, este ya le había arrebatado la posición. El box de Red Bull y las gradas eran una fiesta con la remontada del holandés. Este no cesó y con cuatro segundos de margen se lanzó a por la victoria; la consiguió. Las últimas seis vueltas fueron las más sublimes de todo lo que llevamos de Mundial. Entre Verstappen y Leclerc se lanzaron ataques constantes hasta que el holandés consiguió adelantarle. Desde el box de Ferrari se quejaron, porque los dos pilotos tuvieron un mínimo choque que le sirvió a Verstappen para conseguir la victoria.

Con el adelantamiento de Verstappen a Vettel, Ferrari reaccionó rápido. Mandó parar al coche del alemán. La estrategia era clara: calzar el Ferrari con neumáticos rápidos y que este volase durante las últimas 2 vueltas del gran premio. Le sirvió para ganarle la posición a Hamilton y terminar cuartos.

La sorpresa la dio Lando Norris. El joven piloto de McLaren hizo una gran salida en la que se colocó tercero, pero rápidamente los británicos volvieron a la realidad cuando Hamilton le adelantó sin complicaciones. Aún así, Norris completó una gran carrera en la que hizo sudar a Vettel para arrebatarle la posición; el piloto británico terminó sexto. Pero la mejora de McLaren se visualiza mejor con el carrerón de Carlos Sainz. El piloto madrileño salió último y terminó la carrera en octava posición.

 

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fórmula 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies