¡Síguenos!
Gales derrotó a Inglaterra. / Foto: Press Association Images/Cordon Press

6 Naciones

Gales releva a Inglaterra de la condición de favorito en el VI Naciones

El mejor torneo de rugby del hemisferio norte llegó a su ecuador con el XV del Dragón como nuevo líder de la competición y único combinado invicto

El ecuador del Torneo VI Naciones ha dibujado su cuadro definitivo y a Francia y a Escocia, las dos selecciones que inauguraron la jornada del sábado (27-10), las ha dejado en tierra de nadie, lejos de los candidatos al título (Gales, Inglaterra, Irlanda) y, a su vez, también del último puesto (Italia). No en vano, la victoria de ayer seguramente permitirá a los galos, previo paso por el Aviva Stadium de Dublín, afrontar su visita al Olímpico de Roma en la última jornada sin temer por un traspié que les dé la cuchara de madera, mientras que, con su derrota, los caledonios volvieron a demostrar la misma sensación que en las últimas temporadas: su mejora puede ser más o menos evidente, pero todavía es insuficiente para permitirles luchar por el trofeo en el torneo más importante del rugby en el hemisferio norte. Un dato revelador que confirma esa sensación: la última victoria escocesa en Francia fue en 1999, la misma que le permitió conquistar el último Torneo V Naciones de la historia.

En el Stade de France, ayer, los de Jacques Brunel, aupados por los jóvenes que tienen que liderar el recambio generacional francés (Romain Ntamack, el hijo de Émile; Damian Penaud, el hijo de Alain; Thomas Ramos, Antoine Dupont, Gregory Alldritt o Demba Bamba) dominaron el partido e, incluso, consiguieron el bonus ofensivo en un loco final. Todo lo contrario que los pupilos de Gregor Townsend, sin profundidad y verticalidad a lo largo de todo el choque, especialmente en el primer periodo. De hecho, en esa primera parte, los caledonios no fueron capaces ni de aprovechar una superioridad numérica tras la amarilla a Huget en el minuto 27 y únicamente Laidlaw, que se convirtió en el segundo máximo anotador de la historia del combinado escocés, pudo subir tres puntos al marcador con un golpe de castigo en el minuto 26. Para entonces Escocia ya perdía por 10-0 tras un ensayo de Ntamack tras una rápida transición y un golpe de castigo de Ramos. La ventaja francesa al descanso (10-3) todavía pudo haber sido más amplia si el propio Ramos se hubiera mostrado más acertado en palos y si Penaud y Fickou no hubieran visto anulados (de forma correcta) sus ensayos en el minuto 7 y en el minuto 31 por sendos avants previos.

Tras la reanudación, Francia amplió su ventaja en la primera jugada de la segunda mitad con un ensayo de Huget (15-3), que disputó su mejor partido del pésimo Torneo VI Naciones que lleva hasta el momento. Fue el anticipo de una alocada conclusión del encuentro en la que los franceses se hicieron con el bonus ofensivo gracias a dos ensayos de Alldritt (el último de ellos, cuando ya se llevaban disputados ocho minutos de tiempo añadido) y en la que los escoceses materializaron su único ensayo, obra de Price.

En cualquier caso, el choque más importante de la tercera jornada comenzó en el Principality Stadium de Cardiff media hora después del término de ese partido en París y convirtió a Gales, a costa de Inglaterra, en el único invicto y máximo favorito al título a falta de dos jornadas para la conclusión (21-13). El XV del Dragón, que no vencía al XV de La Rosa desde el año 2013, cuajó una auténtica demostración de entrega y raza para terminar adjudicándose el triunfo a base de ganar cada metro disputado con fuerza, garra y sudor. De hecho, el cuadro de Eddie Jones fue ostensiblemente superior en la primera mitad, que terminó con victoria momentánea para los ingleses tras golpes de castigo de Anscombe y Farrell y un único ensayo de Curry en el minuto 27 después de una pérdida local (3-10).

Sin embargo, en la segunda mitad llegó el bello canto al rugby de los jugadores de Warren Gatland. Superiores en el juego por alto y en el de patada (sublimes Liam Williams y Josh Adams en la primera parcela y Dan Biggar en la segunda), los Dragones fueron minando la autoestima de unos ingleses perdidos entre penalizaciones y sin capacidad de reacción ante el continuo juego disputado en su parte del campo. De tal modo, dos golpes de castigo de Anscombe equilibraron el marcador (9-10) y, a pesar de que Farrell acertó de nuevo en su tiro a palos (9-13 minuto 63), el XV del Dragón se puso por primera vez por delante tras un ensayo de Hill después de una jugada interminable protagonizada por la voluntariosa delantera galesa (16-13 minuto 68). Un último ensayo de Adams a falta de dos minutos para el final cerró el encuentro (21-13) y llevó la algarabía a la grada del Principality. Gales empieza a verse campeona en lugar de una Inglaterra que, aunque ayer dio un paso atrás, todavía mantiene intactas todas sus opciones.

Por último, Irlanda también mantiene intactas sus opciones de campeonato, si bien la mejor selección de rugby del mundo en el año 2018 continúa dejando notables dudas a falta de pocos meses para el inicio de la Copa del Mundo. Hoy, en el Olímpico de Roma ante Italia, los de Joe Schmidt lograron llevarse su segunda victoria del torneo y su primer bonus ofensivo (16-26), pero durante muchos minutos estuvieron a merced del combinado transalpino en una preciosa primera mitad de juego abierto. Y eso que los fáciles ensayos conseguidos por Roux y Stockdale en los primeros veintiún minutos (3-12) hacían prever un triunfo cómodo para el XV del Trébol. No fue así: de ahí al descanso, los irlandeses se diluyeron en el vertiginoso ritmo que impuso a sus pupilos Conor O’Shea, el seleccionador irlandés de Italia, y la Azzurri dio la vuelta al marcador con un parcial de 13-0 después de un golpe de castigo transformado por Allan y los ensayos de Padovani y Morisi (16-12).

En la segunda mitad, Irlanda consiguió pronto volver a comandar el partido tras un ensayo de Earls (16-19), pero durante muchos minutos no fue capaz de sentenciar su victoria, principalmente por sus continuos errores a la mano. El cuarto ensayo del Trébol, obra de Murray, llegó a trece minutos del final (16-26 minuto 67) y terminó siendo definitivo para que el cuadro irlandés derrotara a Italia por decimonovena vez de veinte posibles desde que ambos se enfrentan en un Torneo VI Naciones que en su edición del 2019 todavía sigue buscando a su campeón.

CLASIFICACIÓN:
Gales, 12 puntos; Inglaterra, 10 puntos; Irlanda, 9 puntos; Francia, 6 puntos; Escocia, 5 puntos; e Italia, 0 puntos.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en 6 Naciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies