¿Está muriendo la vieja Inglaterra? - Mundial Rusia 2018 - A la Contra
¡Síguenos!

Mundial Rusia 2018

¿Está muriendo la vieja Inglaterra?

Nada de eso. Ha vuelto y probablemente para quedarse. Son jóvenes, son buenos, tienen un gran entrenador y el margen de mejora es más que evidente.

“Old England is dying”, eso que cantaba Mike Scott con sus Waterboys hace unos cuantos años, ha sido, más o menos, el mantra que ha acompañado a los Three Lions durante toda su andadura en el Mundial. Había que dejar claro que atrás quedaban los viejos estereotipos y las viejos cimientos del fútbol inglés. Atrás quedaba el juego físico y rocoso. Atrás quedaba el pase vertical y el cabezazo. Atrás quedaban los centrocampistas de posición y los centrales lentos. ¿Seguro?

Fue Kevin Keegan el que puso el dedo en la llaga hace unos cuantos años. Saltándose las salvaguardas de la prudencia, tiró de sinceridad para decir que el fútbol inglés marchaba por mal camino. Que los jugadores extranjeros que llegaban a la Premier eran demasiado buenos y demasiado dominantes. Como ocurre con cualquier otra verdad, aquellas palabras dividieron las opiniones y levantaron ampollas. El problema fue que, atendiendo a los resultados de la selección, resultaba difícil demostrar que fuesen erróneas. En una línea parecida se pronunció Southgate hace ahora seis años. En 2012, meses antes de ingresar en las categorías inferiores del equipo nacional inglés, el de Watford manifestó que Inglaterra necesitaba producir un tipo diferente de futbolista.

Es evidente que algo se estaba cociendo en el fútbol de las islas, pero personalmente creo que el punto de inflexión para encontrar una solución llegó con la inesperada irrupción del Tottenham Hostpur en lo alto de la Premier. Un equipo, dirigido por Pochettino, que plagado de jugadores ingleses en posiciones clave, era capaz de competir y de hacerlo además jugando muy bien. Resultó que se podía encontrar otro tipo de futbolistas sin salir de las islas y que se podía ganar tocando el balón. Resultó que el problema no era que viniesen extranjeros sino que Soldado jugase antes que Harry Kane.

Southgate recogió todas esas ideas (y otras tantas que jugadores y entrenadores traían desde el continente) para llevarlas a la Selección. Primero en las categorías inferiores y después en la absoluta, cuando tuvo que entrenar al primer equipo entrando por la puerta de atrás, tras la enésima crisis del último de sus antecesores. Y funcionó. Sí, lo digo ahora, después de caer en la prorroga de las semifinales. Lo digo sabiendo que en el Mundial apenas hemos visto goles ingleses de jugadas y que el juego ha estado muy alejado de ese caramelo de pase y posesión que nos prometían.

Hoy Inglaterra acaba de decir adiós al Mundial después de un partido agónico contra Croacia. Hoy podemos hacer balance de esa pequeña revolución que ha espoleado la ilusión de los aficionados ingleses durante unas semanas. Hoy podemos decir que el gran éxito de Southgate, independientemente de los resultados, ha sido el ser capaz de despertar el orgullo herido. De reunir a todos bajo una misma idea. De recuperar las canciones olvidadas y hacer grupo. De hacerlo llevándose al equipo a entrenar con el ejército. Obligándoles a abrazarse durante el himno. Prohibiendo grupitos de jugadores del mismo equipo. Limitando el uso de móviles. Aumentando la venta de chalecos en Marks & Spencer.

Inglaterra tenía un plan para llegar a la final. Un plan que funcionaba sobre el papel, pero un plan que curiosamente no se separaba mucho de la Old England. Rigor defensivo, solidaridad táctica, motivación anímica, presión adelantada, intensidad física… Siendo una roca había luego que confiar en ese balón parado que hasta ese momento había sido letal.

Echando la vista atrás nos damos cuenta de que no hemos visto a los grandes creativos de esta selección: Dele Alli, Sterling, Lingard, Kane… Que no hemos visto mucho de esa Inglaterra creativa y alegre que nos habían dicho. ¿Pero qué más da si cuentas partidos por victorias? ¿Qué importa si a los cinco minutos de una semifinal vas por delante en el marcador y tu rival, la selección de un país con cuatro millones de habitantes, con una Liga de mentira y una Federación corrupta, está en shock? Un shock que duró además toda la primera parte.

El problema es que Croacia, a pesar de los pesares, tenía tanta ilusión como los ingleses pero también unos cuantos futbolistas de primer nivel. Sacando fuerzas de donde no había, los Modric, Perisic (el mejor), Vrsaljko, Rakitic, Vida, Mandzukic,… se fueron a marcar o morir. Y marcaron, estando a punto de morir. Primero Perisic, llevando el partido a la prórroga. Después Mandzukic, tras un error de Stones que recordará el resto de su vida. El combinado balcánico estaba en la final. Entre medias mucho pase vertical, mucho balón colgado y mucho tackling. ¿Les suena?

Viendo a los jugadores ingleses lamentarse en el césped me he acordado de una frase de ese genio del balompié llamado Brian Clough: “Teníamos un buen equipo sobre el papel. El problema es que el partido se juega sobre la hierba”.

¿Y ahora qué? Ahora nada. Croacia peleará el campeonato con Francia y los ingleses tendrán que reponerse de las heridas sin volver a perder el norte. ¿Se muere la vieja Inglaterra? Nada de eso. Ha vuelto y probablemente para quedarse. Son jóvenes, son buenos, tienen un gran entrenador y el margen de mejora es más que evidente. La buena noticia es que no había que matar nada. Como casi siempre, como casi todos, era cuestión de coger a los buenos, tirar de personalidad y adaptarse.

Se hace llamar "escritor intruso", pero ya se está convirtiendo en escritor de cabecera. Alimentó un blog en torno al Atleti (“Y los sueños, sueños son”) desde 2007 a 2017 así como otros blogs clandestinos sobre música, cine, series y política. Además, es compositor, cantante, guitarrista y teclista de los 'Happy Losers'. También ha publicado discos en solitario bajo el pseudónimo de Lukah Boo. Entre otras rarezas tiene un título de Ingeniero Industrial firmado por el Rey.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Bélgica gana una consolación que no existe | Mundial | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Mundial Rusia 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies