¡Síguenos!
Bale, gol de penalti.

Liga Santander

Viento en popa a toda vela

Cómoda victoria del Real Madrid en Las Palmas con goles de Bale (2) y Benzema y dos penaltis a favor.

Cualquier victoria favorecida por dos penaltis exige una aclaración inmediata: lo fueron. Las Palmas se pegó un tiro en cada pie sin que le asista el consuelo de culpar al árbitro. De un modo algo macabro, el equipo de Paco Jémez cumplió con el protagonismo que exige su entrenador. Me atrevería a decir que no hay responsables individuales, ni siquiera los que metieron la pierna a destiempo. Es la inercia funesta de los que se ven abocados al descenso. Si algo puede salir mal, suele darse peor. Les ruego observen la ocasión de Expósito después de robar a Keylor. En lugar de chutar a gol, chutó a Fuerteventura.

Para el Real Madrid fue una tarde apacible, un anticipo de la primavera en las Islas donde se fabrica. La luz, el sol, la temperatura para cultivar orquídeas. Todo invitaba a empadronarse y a jugar al fútbol, y la sensación debe ser común a quienes visitan el estadio de Gran Canaria; Las Palmas sólo ha ganado cuatro partidos de quince.

En un ambiente tan bucólico y pastoril, Benzema destacó sobre el resto. En primer lugar, por lucir el brazalete de capitán. El mismo día que cumplía 400 partidos como madridista (188 goles en nueve años), Benzema ejerció de hermano mayor. Y se dio el gusto de ser él mismo. En ausencia de Cristiano y en compañía de Bale, el francés salió del armario de los mediapuntas y se manejó como le gusta, pidiendo y tocando, engrasando el ataque e ignorando el gol. Solo lo consiguió de penalti y creo que fue por el que dirán. Se lo hicieron a Lucas y se lo pidió como los buenos en el recreo. Sobre las oportunidades que falló, correremos un velo que a la fuerza debe ser tupido.

El presente párrafo corresponde a Modric, aun antes que a Bale. El croata gozó la tarde como nadie, e incluyo a futbolistas y bañistas. Lo entendió antes que nadie y lo resolvió el primero. Organizó, buscó espacios y los encontró. Su asistencia a Bale es un prodigio en el fútbol y lo sería también en el golf. El balón corrió para burlar al defensa y se frenó para esperar al delantero. Hay muchos perros peor adiestrados.

En ese preciso instante, Bale nos volvió a parecer un centauro. No es casualidad que galopara por la banda izquierda y que rematara con la zurda. También él debería salir del armario de los extremos zocatos porque allí está su territorio natural, aunque tenga talento para explorar otras selvas. Debo confesar que hasta entonces le noté algo desganado, como quien juega un torneo de consolación. Es consciente de que ha perdido la titularidad y lo masculla en inglés.

Las Palmas, que había sido mejor en los primeros diez minutos, se desintegró al contacto con la adversidad. Y eso atrajo nuevas adversidades. El penalti a Lucas fue la típica torpeza de un delantero que no sabe medirse en el área propia. El que se pitó por falta a Bale fue más propio de un pirómano que de un defensor. Un intento desesperado de culpar al árbitro o a la mala suerte.

Entre los meritorios de blanco, hay que destacar la buena actitud de Vallejo, aunque le siga faltando temple, esa tranquilidad que deben aportar los centrales. Theo fue desesperante por momentos (largos) y sólo dejó una arrancada para el recuerdo, rematada con un mal pase. En rango superior habitan Lucas y Asensio, futbolistas primordiales que hicieron lo que debían y a los que sólo les faltó una cosa: empadronarse.

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Liga Santander

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies