Viktoria Plzen y su reverso tenebroso | Fútbol | A la Contra
¡Síguenos!
David Limbersky, en el partido disputado en el Bernabéu. / Foto: ABANCA /Cordon Press

Champions

Viktoria Plzen y su reverso tenebroso

Durante sus años más gloriosos, el equipo checo también ha sufrido suicidios, enfermedades degenerativas o lesiones de larga duración

Nada haría pensar que la tragedia alcanzara una tierra bañada hasta por cuatro ríos. Un paraje dominado por estanques, prados, colinas y frondosos bosques, donde la vida se abre paso los días soleados, regados por el inconfundible sabor de una Pilsener. Más aún cuando las alegrías llegan en forma de goles y la ciudad comienza a ser reconocida por las hazañas del Viktoria que traspasan las fronteras de su Bohemia natal para expandirse por el viejo continente. Pues ni siquiera entonces, la felicidad puede ser completa porque el reverso tenebroso del club, del fútbol o de la vida en definitiva, ha hecho acto de presencia en el Viktoria Plzen durante sus años más gloriosos sufriendo suicidios, enfermedades degenerativas o lesiones de larga duración. Ser hincha del Viktoria es también un ejercicio de resiliencia.

El club checo clava sus raíces en el corazón de la Bohemia occidental, siendo la cuarta ciudad más poblada del país con cerca de 170.000 habitantes. Pilsen es también la ciudad natal de Emil Skoda, fundador del imperio automovilístico Skoda, y sobre todo la ciudad de la cerveza rubia por excelencia, la Pilsner o Pilsener, que tiene aquí su origen. Precisamente sería la entrada de la compañía Skoda, una vez el equipo se convirtió en Sociedad Anónima a principios del 2000, lo que traería la mayor época de prosperidad y crecimiento para el club. Desde entonces no solo se ha conseguido el asentamiento en la élite del fútbol checo, sino que los trofeos comenzaron a llenar sus vitrinas. Primero fue una Copa de la República Checa en 2010, un año después llegó su primera liga, coincidiendo con el centenario del club. Desde entonces es el dominador del fútbol checo con 4 campeonatos más. Nadie les gana tampoco en desgracias.

En su primera participación en Champions, allá por el 2012, les tocó viajar a Barcelona para enfrentarse al equipo dirigido entonces por Pep Guardiola. Aquel día la defensa estaba formada por Frantisek Rajtoral y Marián Cisovsky en el eje central y por David Bystron y David Limbersky en los laterales. Este último todavía sigue en el equipo, defendiendo el carril zurdo. Peor suerte corrieron sus tres compañeros de zaga. El primero en caer fue Cisovsky quien tuvo que retirarse del fútbol de manera repentina en abril de 2014. Le acababan de detectar ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), una enfermedad degenerativa que provoca la parálisis de los músculos del cuerpo de forma progresiva. Marián, que no se perdió las celebraciones del título de liga en 2015, acude de vez en cuando a los partidos que el Viktoria disputa en su estadio, el Doosan Arena, postrado en una silla de ruedas.

El lateral derecho Frantisek Rajtoral no se presentó ese 23 de abril de 2017 al entrenamiento. Jugaba ya para el Gaziantepspor turco, después de haber abandonado Pilsen en enero de 2014. Fueron los vecinos de su domicilio los que alertaron a las autoridades de que había luz en su casa pero nadie contestaba a las llamadas. Al entrar en su apartamento lo encontraron ahorcado y según las investigaciones de la policía determinaron que se había suicidado. El mismo final encontró David Bystron, apenas un mes después. El 19 de mayo de 2017 se suicidó en el sótano de su domicilio. El defensa internacional había abandonado el Viktoria Plzen también en 2014 y con los checos había levantado un título de Liga. Tenía 34 años y se quitó la vida por razones financieras y personales según dejó escrito en la carta de despedida.

Esos problemas ya se había vislumbrado sobre el césped unos años antes. Precisamente tras un partido de Champions frente al Bate Borisov, donde dio positivo en un control antidopaje por consumo de metanfetaminas. Estaría dos años sancionado sin poder jugar en competiciones europeas. Una vez cumplido el castigo su vida deportiva había bajado varios escalones, volvió a jugar en la segunda división checa con el Olomouc y finalmente unos problemas de salud le obligaron a retirarse del fútbol profesional. Acababa de cumplir 32 años.

El club consiguió recuperarse de estos mazazos, ganó la Liga de la República Checa y se clasificó para una nueva edición de la Champions League. Luego la fortuna caprichosa les devolvería a España, con un emparejamiento frente al Real Madrid. Ese día, hace apenas dos semanas, David Limbersky volvía a defender el lateral izquierdo y aunque los checos vinieran preparados para el chaparrón, un Madrid entonces griposo le permitió disfrutar de la vistas, incluso ilusionarse con el marcador. Uno de los jugadores más destacados ese día, sin embargo, fue Michael Krmencik, un delantero espigado de 1,90 metros. A sus 25 años e internacional con Chequia aprovechó como pocos el escaparate del Bernabéu. No marcó pero fue una amenaza latente para Ramos y Nacho durante toda la noche.

Ambos pueden respirar hoy más aliviados después de que la mala fortuna se haya vuelto a cebar con el conjunto checo. Krmencik sufrió una lesión en el último partido de liga y se ha roto el ligamento cruzado de la rodilla izquierda. El delantero ha dicho prácticamente adiós a la temporada, ya que la recuperación se estima en más de seis meses. Una nueva piedra en el camino para el Plzen en su lucha contra los poderosos rivales de Praga que tendrá que sobreponerse sin su hombre más determinante. Un contratiempo menor, en cualquier caso, para un club que se ha hecho experto conocedor de la cara b del fútbol. En Plzen, cerveza en mano, solo desean acabar con la mala racha de resultados fuera del terreno de juego. Ahí ya han perdido demasiado.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Champions

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies