¡Síguenos!
Maverick Viñales. @mvkoficial12

MotoGP

Maverick Viñales devuelve la sonrisa al box de Yamaha

Viñales ha logrado imponerse en Assen y devuelve a Yamaha a la senda de la victoria. Márquez ha querido minimizar daños y ha decidido no arriesgar.

Todo hacía presagiar que podría ser el fin de semana idóneo para Yamaha. La marca japonesa está sufriendo esta temporada y todavía no había podido celebrar una victoria en MotoGP en lo que va de campeonato. Empezó avisando en la clasificación del sábado el joven Quartararo, que ya no sorprende a nadie. La cuarta pole para el francés en lo que va de temporada que, además, firmó una gran carrera para subirse al tercer cajón podio de Assen y certificar su candidatura a piloto a tener en cuenta en los próximos años.

Yamaha no ganaba una carrera desde el Gran Premio de Australia de la pasada temporada, precisamente de la misma mano, la de Maverick Viñales, que por fin ha conseguido volver a lo más alto del podio. El piloto catalán estaba teniendo muy mala suerte este curso. Al flojo funcionamiento de su montura hay que sumarle todas las veces que le han tirado en lo que va de campeonato cuando marchaba con opciones de obtener un buen resultado. Sin embargo, hoy todo ha ido como Maverick esperaba y ha conseguido devolver la sonrisa al box de Yamaha.

En los dos primeros tercios de la carrera parecía que Márquez podía disputarle la victoria a Viñales, pero a falta de seis vueltas para la bandera a cuadros el de Yamaha se sacó unas décimas de la chistera para abrir el hueco definitivo que lo conduciría a la victoria. Parecía que Viñales estaba más cómodo sobre la moto que Márquez y el de Cervera ha preferido conformarse con un segundo puesto que le hace ser todavía más líder después del discreto resultado de las dos Ducati oficiales (4ª y 5ª). En otras circunstancias probablemente habríamos visto al Márquez agresivo que baja al barro y se envuelve en un final de carrera cuerpo a cuerpo, pero hoy no tenía sentido. El segundo puesto le valía para meterle siete puntos más de diferencia a Dovizioso y seguir avanzando hacia un nuevo título de MotoGP.

Precisamente la templanza que tuvo Marc para conformarse con el segundo puesto es la que le falto a Alex Rins. El piloto de Suzuki está firmando una grandísima temporada, pero hoy ha pagado el precio del exceso de ganas y la inexperiencia. Rins no quería ver como las Yamaha se escapaban e intentó tirar con todo desde el principio y al final acabó arrastrándose por el asfalto holandés. Con este nuevo cero en el casillero se queda fuera de cualquier posibilidad de pelear por el Mundial.

En Moto2 se ha llevado la victoria el español Augusto Fernández, la primera de su prometedora carrera. No ganaba un español de Moto2 en el trazado holandés desde el 2013. La nota negativa fue la caída de Alex Márquez, que hace que el pequeño de la dinastía Márquez pierda el liderato del Mundial en detrimento del suizo Thomas Luthi. Márquez marchaba primero después de una gran remontada y parecía que iba a llegar la tercera victoria consecutiva para el catalán… pero Baldasarri, que también se está jugando el título, decidió intentar un adelantamiento que acabó con los dos pilotos por los suelos. Un desafortunado lance de carrera por el que el italiano tuvo a bien ir a disculparse al box de Alex.

El segundo en el día de hoy ha sido Brad Binder, seguido del hermano pequeño de Valentino Rossi, Luca Marini. El Circuito de Assen se caracteriza por ser un trazado con rectas muy cortas en el que la velocidad punta suele ser baja, lo que da pie a carreras en grupo ante la dificultad que implica lograr escaparse y abrir un hueco. Hoy no ha sido la excepción y durante varios tramos de la carrera ha podido verse un grupo de hasta ocho pilotos luchando por la cabeza de carrera, algo más propio de Moto3 que de la categoría intermedia.

En Moto3 Arón Canet ha conseguido mantener el liderato del Mundial a pesar del complicado fin de semana que el joven piloto ha vivido en Assen. No consiguió encontrar el setup correcto en su moto para conseguir ir rápido y tuvo que conformarse con ser duodécimo. Este resultado le vale para mantenerse como referente en la clasificación de la categoría pequeña, sin embargo, la renta del joven piloto español ahora se ve reducida a siete puntos.

La carrera estuvo marcada por el fuerte viento que hacía por la mañana en el trazado holandés, lo que impidió a los pilotos rodar todo lo rápido que se esperaba (los mejores tiempos estuvieron a siete décimas del récord del circuito en Moto3). Ante estas circunstancias adversas el que finalmente se impuso fue el italiano Tony Arbolino, que protagonizó una encarnizada lucha con su compatriota Lorenzo Dallaporta. Ha sido la primera vez esta temporada que gana un piloto que ya había ganado otro gran premio previamente, dejando el récord de ganadores diferentes de forma consecutiva en 12 carreras. El podio lo completó Jakub Kornfeil y el mejor español fue Marcos Ramírez, que acabó séptimo.

Vigués afincado en Madrid. Aficionado a los golpes en la cabeza y, por ende, también al motociclismo y al boxeo. Su primera bicicleta tenía motor y desde ahí ha ido in crescendo. El día que descubrió que no iba a ser ni el próximo Kevin Schwantz ni el próximo Muhammad Ali decidió dedicarse al periodismo. En sus ratos libres le gusta complicarse la vida y leer sobre filosofía y la Guerra Civil, probablemente a causa de algún traumatismo craneoencefálico.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en MotoGP

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies