¡Síguenos!
Viviani
Viviani en el podio I CORDON PRESS

Giro de Italia

Viviani ganó al sprint y Dennis es nueva maglia rosa

Con el público sembrando el pánico por momentos, el sprinter de Quick Step se llevó el triunfo y Rohan Dennis arrebató la maglia rosa a Dumoulin en una bonificación.

Dios quiera que en el futuro millones de habitantes israelís practiquen ciclismo y las principales estrellas del pelotón salgan de sus fronteras. Dios quiera que este Giro destroce los récords de audiencia gracias a su paso por Tierra Santa, pero lo cierto es que esta primera etapa en línea de la carrera, por trazado israelí, no llega al aprobado raspado. Kilómetros y kilómetros de autovías, el público mezclándose con los corredores y el espectáculo esperando una mejor ocasión. Todo eso en un día en el que Elia Viviani (Quick Step) se llevó la etapa haciendo buenos los pronósticos en la volata y en el que Rohan Dennis (BMC) aprovechó un sprint bonificado intermedio para arrebatar el liderato a Dumoulin.

La etapa siguió el guion que todo el mundo podía intuir antes de que se diera la salida. Etapa tranquila, cómoda para los jefes de equipo, con una de esas fugas que se saben sentenciadas cuando el pelotón decida y con un sprint final para los hombres más rápidos. Todo fluyó con cierta normalidad, con algunas caídas sin gran importancia y con el inesperado cambio de líder, provocado por un ambicioso BMC, que echó abajo la escapada antes del último sprint intermedio y después llevó en volandas a Dennis. El australiano aprovechó para ganar los tres segundos y auparse al liderato. Nunca es despreciable vestir de rosa en el Giro.


Bueno para Dumoulin


Esta noticia, lejos de ser negativa para Dumoulin, es de lo más tranquilizadora para él. Libera a su equipo del trabajo que se le presupone y podrá ver desde la barrera lo que va ocurriendo, sin recibir el foco mediático que siempre te da la prenda rosa. Ese momento de nervios fue un oasis en el desierto. La carrera siguió su traqueteo, con la inevitable llegada masiva.

Con un firme en un estado mejorable, por decirlo de alguna forma, Viviani fue el mejor en un descontrolado sprint en el que Quick Step desordenó a su líder más que organizarlo. Tel Aviv fue testigo del prolongado dominio del equipo azul en este 2018 con un inapelable triunfo del italiano, feroz en un sprint en el que superó por más de una bicicleta a Mareczko (Wilier Triestina) y a Sam Bennett (Bora).


Última etapa en Israel


Poco más hubo de noticioso en la segunda etapa por un territorio israelí que se despedirá este domingo de la carrera en una jornada larguísima, de 230 kilómetros, y que llevará a los corredores hasta Eilat, la ciudad más meridional del país y que se refleja en el cercano Mar Rojo. Será un día más complejo, por las sinuosas carreteras del desierto de Négev, aunque el final debería volver a ser un sprint entre los hombres rápidos. A peor será difícil ir.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Giro de Italia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies