¡Síguenos!

Sociedad

Vocabulario para norteños, mesetarios y guiris que van al Sur (I)

Cada año, y al grito de “¡The summer is coming!”, una horda de caminantes blancos (blanquísimos) inician su particular hégira. Cual visigodos que quisieran invadir territorios meridionales, los mesetarios (entre otros muchos) cruzan Despeñaperros y se dirigen hacia la costa —ora la atlántica, ora la mediterránea— para disfrutar del sol, el mar y los creativos precios de los chiringuitos playeros.

Pese a que formalmente muchos turistas comparten idioma oficial con los nativos, no es menos cierto que en ocasiones la barrera idiomática (tanto por acento como por léxico) se convierte en un problema no menor para el disfrute que tanto se merece el visitante, haya nacido en la piel de toro o fuera de ella.

Sirva esta humilde aportación —que consideramos imprescindible— para que sus vacaciones sean fructíferas, tenga usted un merecido descanso y, sobre todo, se entere de lo que le dicen, cosa que, tratándose de Cádiz o Málaga, no es poco:

A la frehquita: loc. nom. Franja horaria perfectamente definida y que transcurre a partir de las 19:30 hasta las 21:30. Coincide según el horario canónico del Calendario Zaragozano con las vísperas y completas.

Acarahotao (v. Encarahotao): adj. Atontado, falto de luces. Simple. Suele emplearse en tercera persona, a título descriptivo y con valor de insulto leve. Ej: “El novio de la niña está acarahotao”.

Arfabó: loc.imp. Se traduce como un educado e inocente “Haz el favor”, pero cuídese, porque si lo piden de esa manera ya le digo que le va a salir o trabajoso o caro.

Agua tapá: loc. nom. 1. Dícese del punto de la orilla en el que un bañista pierde pie y es cubierto totalmente por el mar. El agua tapá (bañarse en) es para los niños del sur un rito de paso equivalente a la cacería de grandes felinos en ciertas tribus africanas. 2. (meterse en) Figuradamente, iniciar una perorata comprometida que puede contener (o no) alusiones a sexo no convencional, corrupción múltiple o pactos políticos.

Ahe: sust. Gracia, simpatía.

—Alomeón: loc. adv. Puede, cabe la posibilidad. Falto de certeza y fiabilidad.

Al liquindoi: loc adv. Estar atento. En algunos barrios, observar algo de manera subrepticia. Para saber lo que significa subrepticia consulte usted un diccionario de verdad.

Aro, illo: loc. adv. Del castellano Claro, chiquillo. Expresa acuerdo total con el interlocutor. No es indispensable que el interlocutor sea realmente un chiquillo. De hecho, no lo suele ser.

¡Ay!: Interj. Saludo de lejanía cuyo significado textual es “¡Hola, me alegro de verte, aunque no pueda pararme en estos momentos!”. Es de lejanía ya que debe hacerse con una distancia de al menos quince metros con la consiguiente elevación del tono de voz o, en su defecto y como mínimo, de acera a acera (en calles anchas). Para saludar a otras distancias, véase “¡Eh!” y ”Cohel-lo ahí!”.

Bardeá: verb. inf. Se dice así a esparcir agua con una palangana apoyada en la rodilla con los dedos, sin dejar espacios entre ellos (para eludir la Dinámica de Fluidos, incluyendo el Efecto Venturi), y aposentar el polvo del suelo o sofocar la temperatura sahariana del mismo.

Bastinazo: sust. Vocablo cuyo significado (alegría, tristeza, sorpresa, enfado) depende en gran medida de la entonación o lenguaje corporal de quien lo profiere. Ej. 1: “¡Qué bastinazo!”. Ej. 2: “¡Qué bastinazo!”. Parecen iguales, pero les aseguro que mi entonación al pronunciarlos es totalmente diferente.

Bulla: sust. Prisa. No confundir con la acepción castellana (griterío, concurrencia de mucha gente). Este sustantivo se emplea en frases hechas como “vísteme despacio que voy con bulla”, o “no me metas bulla”, no siendo bulla el nombre propio de ningún maromo senegalés.

Caraha: sust. Ánimo atolondrado y disperso, cualidad del carahote. A veces va seguida de la locución adverbial “en to lo arto” para acentuar su intensidad.

Carahazo: sust. Golpe contundente que una persona, con o sin caraha en to lo arto, se da contra el suelo (entiéndase que puede impactar con cualquier parte de su anatomía y no necesariamente con eso que está usted pensando, guarro).

Carahote: adj. Atontado, falto de luces. Suele emplearse en segunda persona y con valor de insulto grave, siendo a veces preludio de riñas físicas. Ej.: “Tú eres carahote, cohone”.

Chapú: sust. Trabajo temporal de cortísima duración que se caracteriza por la expresión “¿con IVA o sin IVA?” a su término. Es habitual que el individuo que hace el chapú vaya acompañado de su cuñado en calidad de ayudante.

Chocho: interj. Sustantivo no peyorativo transmutado a interjección. Se podría traducir como “Estimada amiga, tenga por favor en cuenta lo que le voy a decir”.

Chochete: interj. Mismo significado que chocho, pero dedicado a una señorita joven
o a una interlocutora con confianza (sí, con más).

Chochito: interj. 1. Mismo significado que chochete. 2. Elemento comestible, húmedo y de sabor salado (sinón. Altramuz).

Chuminá: sust. Dícese de algo que carece de importancia o que carece del valor que se le presupone.

Cohel-lo ahí: loc. verb. En castellano, “cogerlo ahí”. Lejos de ser un imperativo tendente a la detención de un sospechoso en un lugar concreto, se trata de un saludo que denota un alto grado de camaradería entre quienes se lo dedican y empleado para las distancias medias (entre los cuatro y los quince metros). Desde que el reputado filósofo Paulo Coelho saltara a la celebridad, no son pocos los juegos de palabras que se han hecho conjugando su apellido y esta expresión.

Contrimá: loc.adv. Cuanto más.

— Coscarse: verb. Darse cuenta de algo debido a una infinita sapiencia personal, por lo general, por encima de la media, porque el que se “cosca” de algo lo hace sin que nadie antes lo haya hecho, sacando pecho por ello.

Da: num. card. Por si bajando hacia el sur paran en Córdoba, al oír esto deben entender que le están preguntando por una cantidad determinada, en este caso, “Dos”. Si se le añade otra unidad, sería “tra”. De nada.

Der tirón: loc. adv. Ahora mismo, inmediatamente. No implica ningún gesto físico brusco ni delito menor alguno.

Durse: sust. Pasteles de diversa índole que se venden en las playas de manera ambulante e ilegal. De agradable aspecto, no deben ingerirse salvo que sea usted superviviente de un naufragio.

¡El ío puta!: loc. nom. Interjección que denota profunda admiración y respeto hacia el que se dirige. Si se le añaden epítetos tales como “sus muertos tos” es que la admiración llega a niveles metafísicos. Jamás debe ser considerado un insulto sino más bien, motivo de orgullo.

¡Eh!: interj. Expresión usada para el saludo a corta distancia (cuatro metros o menos). Dese ser proferido mientras se inclina levemente la cabeza hacia el lado de la marcha.

En verdá: loc. adv. En cierto modo, de alguna manera. Dota a quien lo enuncia de una autoridad incuestionable (suele emplearse en los juicios por leguleyos con escaso bagaje jurídico).

Encarahotao: adj. Véase Acarahotao.

Engollipao: adj. Dícese de la sensación de hartazgo tras una comida copiosa en verano en Andalucía. Tal vez la comida haya terminado con la ingestión de algún durse.

En to lo arto: loc. adv. Expresión que aparentando ser una locución adverbial de lugar, en realidad lo es de cantidad. Un polvorón o una caraha en to lo arto es un polvorón o una caraha de carácter superlativo.

Ercoño turmana: loc. nom. Expresión polivalente que puede jugar papeles relevantes en diferentes campos semánticos y que nada tiene que ver con el aparato genital femenino. Su uso más extendido es el de poner punto final a una conversación minusvalorando la intervención anterior del interlocutor, bien por estar en abierto desacuerdo, bien por no haber entendido una papa. Ejemplo dramatizado.:

—Borja Mari: ¿No crees que la utilización indiscriminada de los últimos avances genéticos podría dar lugar a una elitización étnica indeseable?

—Ambrosio: Ercoño turmana.

Ercoño tuprima: loc. nom. Mismo significado que el anterior, pero de una intensidad menor, como corresponde a un parentesco más lejano.

Escoñao: adj. Lastimado. Pero mucho. Suele ir precedido por la expresión “Ya me he”, que a su vez suele ir precedido de un grito de dolor de intensidad variable.

Illo: sust. Del castellano Chiquillo. Puede ser usado indistintamente como sustantivo (normalmente al saludar precedido del sintagma “qué pasa”) y como interjección. Al igual que “ira” puede repetirse, adquiriendo su repetición los siguientes valores:

—“illo, illo”: llamada de atención por un motivo de importancia moderada (advertir a un amigo que acabáis de cruzaros con un famoso de los años ochenta, por ejemplo).

—“¡illo, illo, illo!”: llamada de atención por un motivo de importancia alta, normalmente un tumulto o un descuento inesperado en algún hipermercado.

Jartá: adv. cant. Expresa una cantidad grande de algo.

Jinco: núm. card. 1. Cinco. 2. verb. Clavar algo en el suelo con fuerza inusitada, normalmente, una sombrilla en la arena seca. Muy usado en ciertos contextos gracias a la contundencia de su rima.

Ira, ira, ira: verb. imp. Del castellano Mira. Se utiliza ante una imagen que causa sorpresa, pudiendo utilizarse en el número deseado, el cual será directamente proporcional a la sorpresa que se perciba. El record está en 17, emitidos por un vecino de Barbate en el 85 (léase “ochintijinco”).

Malahe: adj. Persona falta de gracia o que carece por completo de ella.

Mique loh cohone dertío: loc.conj. Expresa sorpresa ante la acción de un tercero y se dice con media cara de asco y ganas contenidas de soltar una guantá.

Migasho: sust. Del castellano amigacho. Interpelación o forma de dirigirse a un tercero de una manera que puede ser considerada un grado inmediatamente inferior a la amistosa, es decir, se puede considerar sin ninguna duda, medio aviso.

Mpare: sust. Parece africano, pero no lo es. Del castellano compadre, se emplea indistintamente como saludo a un amigo antes de abrazarlo y enredarte con la Cruzcampo en el bar o como una advertencia a un posible enemigo antes de darle una guantá, es decir, es el grado inmediatamente posterior a migasho.

Mojino: adj. Triste o cabizbajo

Noniná: loc. adv. Triple negación que, conjuntamente, asevera una verdad o una certeza indiscutible. Hay elevada una petición a la UNESCO para su consideración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Novearmenda vieo: loc adv. Del castellano ¿No ves al menda, viejo? Expresa sorpresa desagradable ante la acción de un tercero.

Ofú: interj. Aunque no lo parezca, la estructura profunda de esta palabra es: ¡Esta situación me desagrada profundamente sumiéndome en un estado emocional de profunda tristeza y/o desconcierto!

Ohú ío: interj. Variante fonética de Ofú, con igual significado, aunque matizando que expresa más sorpresa que disgusto.

Pechá: adv. cant. Expresa gran cantidad de algo y suele producir confusión en los norteños que lo confunden con jartá pero nada más lejos que… La Coruña; porque una pechá es exactamente la mitad de una jartá.

Picha: interj. Sustantivo no peyorativo que actúa como interjección y que se podría traducir como “Estimado amigo, tenga por favor en cuenta lo que le voy a decir”. Este vocablo es altamente apreciado por los foráneos que se afanan en reproducir (sin ningún éxito) el sonido [sh:] de los indígenas. Nosotros no recomendamos tenerlo todo el día en la boca.

Pichita: interj. Mismo significado que picha. Su forma diminutiva en nada se relaciona con el tamaño de los atributos del interpelado. O puede que casualmente sí. En todo caso, carece de importancia lingüística.

Quillo: sust. Véase “illo”.

Sieso (peaso de): adj. Chufla, mamón, ioputa. No, no se lo digo a usted.

Sieso manío: adj. Sieso en grado sumo.

Tesquiyá: loc. adv. Del castellano ¿Te quieres ir ya? Expresión que, lejos de encerrar una petición de información sobre las intenciones de marcharse o no del interlocutor, denota un completo desacuerdo con el mismo.

Tesquiyapuí: loc. adv. Como la anterior, pero con más énfasis.

Teviá da: verb. Te voy a dar, te voy a pegar. Muy utilizada de madres a hijos, y de líderes políticos mayoritarios a sus homólogos minoritarios.

Tuque vaqueré: loc. verb. ¿Qué van a tomar los señores?

Uarmanué: nom.prop. Se traduce como Juan Manuel.

Zai: num.card. Seis.

 

2 Comments

2 Comments

  1. M.Antonia

    28/07/2019 at 11:55

    Genial¡¡¡¡¡

  2. Pingback: Vocabulario para norteños, mesetarios y guiris que van al Sur (II) - Sociedad - A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Sociedad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies