¡Síguenos!
Foto de Ramy Hazem en Pinterest

Champions

Vuelve a casa por Champions

No hay cruce de caminos igual en busca de la gloria europea. Vidas cruzadas esperando revancha en el siguiente partido.

La Navidad del fútbol es la Champions. Ningún torneo desprende el calor y la ilusión que genera esta competición que anunciada por las notas de Händel resuenan cual villancico en nuestra cabeza, como el mejor regalo para un futbolero. No hay cruce de caminos igual en busca de la gloria europea, quizá por ello suele ser tan caprichosa la Orejona con sus sorteos y sus reencuentros, con sus vidas cruzadas esperando revancha en el siguiente partido. La competición que arranca mañana nos ha vuelto a deparar regresos que despertarán viejas pasiones, aunque el más deseado está por llegar. No se verán turineses por Madrid al menos hasta febrero.

No se despisten, en cualquier caso, porque la renovada Champions League llega este año con cambios de horario que adelantarán hasta en un par de horas la visita de los huéspedes. Adiós a esa ceremonia que hacia las 20:45 te hacia salir corriendo del trabajo camino del estadio o de casa, abandonar a tus amigos o dejar para más tarde deberes y tareas varias. En una nueva distensión del negocio, la fiesta se alarga dos horas, mejor dicho, se adelanta para hacer coincidir la merienda con el after work. Todas las jornadas habrá dos partidos a las 18.55h. Y el resto, un total de seis en la fase de grupos, a las 21.00h. Más ventanas, más televisiones, más turrón futbolero.

El primero que volverá a ver caras conocidas es Radamel Falcao. Lo hará el martes en el desangelado Louis II. En Mónaco hay más dinero que aficionados y hasta allí llegará el Atlético de Madrid para enfrentarse al club del Principado. El equipo de Jardim ha ido perdiendo quilates desde que fuera semifinalista de Champions en 2017. A orillas de la Costa Azul El Tigre es a día de hoy la única atracción futbolísticamente hablando. No regresará ya Falcao al lugar donde más y mejor rugió, el Vicente Calderón. Debutará eso sí, en el Wanda Metropolitano, ante la que fue su afición para comprobar que hay sensaciones, ambientes, historias que son impagables. Contradiciendo a otro gran colchonero, Joaquín Sabina, volverá al lugar donde fue feliz. Será en la quinta jornada y no se descarta que pegue algún zarpazo. Es propio de los ex.

Hasta el sur de Italia viajará el PSG en la cuarta jornada. Ese día volverá Edinson Cavani a pisar San Paolo. Allí donde se hizo hombre en el fútbol europeo, ídolo de los tifosi, que al contrario de lo que ocurriría más tarde con otros compañeros, le siguen tratando con devoción. No obstante, el uruguayo fue un factor determinante en el resurgir partenopeo, a base de goles (102 en tres temporadas) y carisma. Líder de un equipo que volvió a pelear la Serie A a la todopoderosa Juventus, en una revisión de la lucha norte-sur que ha dividido históricamente a Italia. De allí salió coronado como capocannoniere en su última temporada en el club sureño pero sin título. Para ganar Ligas se fue a París y ahora ya consagrado como uno de los mayores killers internacionales volverá al caos napolitano en busca de un trofeo que es ya una obsesión para los parisinos: devolver la Copa de Europa a casa.

Desconocemos si Philippe Coutinho llegó a sentir Milán alguna vez como su hogar. Allí aterrizó por primera vez en Europa después de que los nerazzurri del Inter apostarán por él. Al equipo de los Moratti, recién proclamado Campeón de Europa, llegaba una de las mayores promesas del fútbol brasileño. Sus 18 años recién cumplidos y el encorsetado juego de Rafa Benítez no ayudaron en su aclimatación y despegue. La saudade y la niebla milanesa hicieron el resto. Por eso la mayoría de nosotros tuvimos constancia de que ahí había un diamante por pulir en su primera estancia en Barcelona, curiosamente en el rival ciudadano del Barça. En 16 partidos firmó 5 goles y una asistencia, que le valieron para volver al Giuseppe Meazza. Su estancia allí sería esta vez fugaz, en enero de 2013 haría las maletas a Liverpool. En la jornada 4 de esta Champions volverá a pisar ese estadio para cumplir con una de las tradiciones históricas de los nerazzurri, pocos equipos han tenido a lo largo de su historia tantos jugadores talentosos a los que no supieron sacarles partido. Coutinho, último eslabón de esa cadena, vuelve convertido en estrella.

De lo que no hay dudas es de cómo será recibido Cristiano en Mánchester. El portugués vuelve al lugar donde se hizo un hombre y un nombre en el fútbol europeo. A su añorado Old Trafford donde entendieron a partes iguales su feroz competitividad y su ego tamaño XL. De la mano de Alex Ferguson, su padre deportivo, conformaron un binomio que en estos días de incertidumbre y nostalgia en la parte roja de la ciudad, hacen bueno el dicho de cualquier tiempo pasado fue mejor. Los goles y el carácter de Cristiano Ronaldo llevaron al United a reconquistar Europa y con ese objetivo vuelve ahora el portugués enfundado en la camiseta de la Juventus. No será la primera vez que regrese, ni siquiera la primera que vuelva a cruzarse con Mourinho, pero el abrazo será tan caluroso como cuando vestía de rojo, cuando era uno de los suyos. Algo así como un reencuentro familiar, donde Cristiano no dudará en marcar a su antigua familia.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Champions

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies