¡Síguenos!
Tiger Woods volvió a ganar un 'major' once años después. CORDON PRESS

Multideporte

Tiger Woods o cómo volver a la competición por la puerta grande

Tiger Woods volvió a ganar un major once años después. El golfista es un ejemplo más de deportistas que se retiran y vuelven a la alta competición de manera triunfal

Tiger Woods ha regresado por la puerta grande. Se acaba de proclamar campeón del Augusta National para agrandar todavía más su leyenda. El estadounidense ganó su decimoquinto major 22 años después de ganar el primero y 11 después del último. Recuperar la senda de la victoria no ha sido fácil; todavía pesan en su espalda las cicatrices de las cuatro operaciones que le dejaron al borde de la invalidez. Eso sin olvidar el hecho de haberse podido recuperar de las adicciones que padecía. Woods se reencontró con la victoria en el escenario que le vio nacer como estrella y en el que dos años atrás había confesado a su circulo más íntimo que estaba “acabado para el golf”.

Tuvo que ser en el tercer intento en el que saliese victorioso. Estuvo cerca en el British Open, pero lo dejó escapar después de haber arrancando con nueve hoyos para el recuerdo. Poco después, en el PGA Championship, se lo arrebató Brooks Kopeks cuando el estadounidense ya rozaba la victoria con la yema de los dedos. En ambas intentonas había arrancado a cuatro de la cabeza y le habían bastado nueve hoyos para colocarse líder. El pasado domingo partía a dos, si bien es cierto que por delante tenía a Fancesco Molinari, que fue el que le arrebató el British Open.

El italiano no suele fallar, tiene una capacidad innata para repetir una y otra vez el mismo golpe, de ahí que se le conozca como La máquina. Sin embargo, el domingo falló y Tiger Woods no estaba por la labor de desaprovechar tal oportunidad de llevarse la chaqueta verde.

Cuando el partido llegó al hoyo 15, el marcador reflejaba un quíntuple empate en la cabeza con -12. A Molinari, Woods y Schauffele se le habían unido Brooks y Koepka. Finalmente, en el par del definitivo hoyo 17, Tiger Woods llegó líder en solitario. Casualidad, o no, llevaba el mismo polo con el que ganó el US Open de 2008, su último grande hasta la fecha. No podía fallar, y no lo hizo. Acabó el partido con un -2 que lo aupó hasta el escalafón más alto del golf 11 años después. Uno de los mejores golfistas de la historia está de vuelta.

Lo sucedido en el Augusta National fue otro ejemplo más de deportistas que se retiran y vuelven a la alta competición de manera triunfal. No es un hecho aislado, ni mucho menos. A continuación, una serie de deportistas de diferentes disciplinas que, al igual que Tiger Woods, volvieron por la puerta grande.

 


Michael Jordan


El 6 de octubre de 1993, Michael Jordan anunció su retirada del baloncesto manifestando que ya no disfrutaba como lo hacía antes. Lo cierto es que siempre se ha dicho que el asesinato de su padre, en julio de ese mismo año, hizo que tomase la decisión de retirarse para dedicarse al béisbol, deporte predilecto de su fallecido progenitor.

Jordan estuvo una temporada y media alejado de las canchas, pero en marzo de 1995, ante la desastrosa temporada que estaba firmando Chicago Bulls, decidió volver para ayudar al equipo, que peleaba por un puesto en los playoffs. Pocos días después de su regreso, anotó 55 puntos ante los Knicks en el Madison y, con su juego, los Bulls consiguieron un balance de 9-1 que les dio la tan ansiada plaza. A pesar del regreso del eterno ’23’, la franquicia cayó en las semifinales de conferencia ante Orlando Magic.

Lejos de sentirse desencantado con su regreso, Jordan entrenó intensamente para la temporada de 95-96, que fue en la que se consagró su regreso triunfal. Los Bulls, de la mano de Jordan, consiguieron encadenar 12 victorias en los 12 primeros partidos de la temporada. Terminaron el ejercicio con un balance de 72-10, el segundo mejor récord de la historia de la NBA (superado por los Golden State Warriors de Stephen Curry en la 2015-16).

Michael Jordan acabó la temporada con un promedio anotador de 30,1 puntos por partido y siendo el MVP del año y del All-Star Game. La estelar campaña del neoyorkino llevó a los Bulls a ganar el anillo de la NBA, que hacía tres temporadas que se le resistía.

El 13 de enero de 1999, anunció de nuevo su retirada. Sin embargo, esta vez tampoco fue la definitiva. Un año y medio después, el 25 de septiembre de 2001, comunicó el que sería su segundo regreso a las canchas, esta vez de la mano de los Washington Wizards. Su sueldo de entonces lo donó a las víctimas del atentado del 11 de septiembre. El segundo regreso no fue tan dulce como el primero, a pesar de que Jordan mantuvo un buen promedio anotador, de asistencias y de rebotes. Pero la plantilla de los Wizards no era la de los Bulls. El 21 de febrero de 2003, Jordan se convirtió en el primer jugador de la NBA en anotar más de 40 puntos con 40 años. Finalmente, su retirada definitiva como jugador de la NBA fue el 16 de abril de 2003 en Filadelfia, tras un partido ante los 76ers.

 


Niki Lauda


Niki Lauda había sido campeón del mundo de Fórmula 1 en 1975 y 1977; sin embargo, tras incorporarse al equipo Brabham, en 1978, pasó dos temporadas en blanco. En 1978, Lauda ganó dos carreras e hizo otros dos podios, teniendo que retirarse en el resto de pruebas a causa de los problemas mecánicos de su bólido. En 1979, cambiaron el motor al V12 de Alfa Romeo, pero resultó ser todavía menos fiable que el de la temporada anterior. El austriaco solo pudo sumar cuatro puntos durante toda la temporada.

Al finalizar dicha temporada, ante la imposibilidad de su equipo de darle un coche competitivo, el por aquel entonces dos veces campeón del mundo decidió retirarse de la competición y centrarse en la compañía de vuelos chárter que acabada de fundar.

Fue en 1982 cuando Lauda decidió poner fin a su retiro de los circuitos. Según él, sentía que “aún tenía una carrera como piloto por delante”. Realizó una exitosa prueba con McLaren. No obstante, le costó convencer al principal patrocinador del equipo, Marlboro, de que aún era capaz de ganar carreras a los mandos de un Fórmula 1. Se lo demostró definitivamente en la tercera prueba tras su regreso, saliendo victorioso en el Gran Premio de Long Beach. Esa temporada, la primera desde su regreso, consiguió su tercera corona mundialista.

 


Michael Phelps


El mejor atleta olímpico de la historia, Michael Phelps, anunció que se retiraba de la competición después de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. No obstante, Phelps fue consciente de su precoz retirada, dado que consideraba que todavía tenía nivel de sobra para seguir compitiendo y ganando al más alto nivel.

Pese a todo, reconsideró su decisión y volvió a competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Allí ganó cinco medallas de oro y una de plata, lo que agrandó todavía más su leyenda como deportista olímpico ampliando su medallero a 28.

 


Dara Torres


Dara Torres fue la primera nadadora estadounidense en competir en cinco Juegos Olímpicos. Anunció su primera retirada tras ganar una medalla de oro en Barcelona 1992. Sin embargo, regresó en Sídney 2000 para, contra todo pronóstico, ganar dos medallas de oro y tres de bronce. Después de aquella gesta, la estadounidense volvió a anunciar que se retiraba de nuevo.

Inconforme con su palmarés, Dara Torres decidió volver a competir en Pekín 2008. Entonces, se convirtió en la primera mujer nadadora en la historia de los Juegos Olímpicos en competir superando la barrera de los 40 años. Para más inri, la estadounidense se coronó ganando tres medallas de plata con la friolera edad de 41 años y 125 días.

 


Lance Armstrong


En 1996, a Lance Amstrong le es detectado un cáncer de testículo que le obliga a colgar la bicicleta. A pesar de su todo, pudo recuperarse de su enfermedad y volver a competir dos años después, logrando siete triunfos consecutivos en el Tour de Francia entre 1999 y 2005, así como una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000.

Sin embargo, el 13 de junio de 2012, fue acusado de dopaje sistemático por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA). En agosto de ese mismo año, la USADA decidió retirarle las siete victorias por dopaje, además de suspenderlo de por vida. Dos meses más tarde, la UCI ratificó la decisión de la USADA y anuló su palmarés ciclístico a partir de 1998. El propio ciclista ha admitido en varias entrevistas haber usado EPO, trestosterona y transfusiones de sangre para mejorar su rendimiento, por lo que ha sido muy criticado en el mundo del deporte.

 


Éric Abidal


Éric Abidal fue diagnosticado de cáncer de hígado en marzo del 2011, a los 31 años. Al francés se le extirpó el tumor, que no había causado metástasis. Aquello hizo pensar que la recuperación podría ser completa. El 28 de mayo, solo dos meses después, Abidal consiguió ganar la Champions League disputando los 90 minutos como titular y levantando el trofeo como capitán después de que Carles Puyol le cediese el brazalete.

Al analizar la parte del hígado que le había sido extirpado, se observó que había células cancerígenas en el margen que parecía sano. Abidal necesitó un trasplante que se llevó a cabo el 12 de abril de 2012. Un año después, el francés volvió a los terrenos de juego en un partido de Liga frente al RCD Mallorca y, pasado un mes, se proclamó campeón de la competición doméstica a falta de tres encuentros.

 


George Foreman


En 1974, protagonizó junto a Muhammad Ali uno de los más grandes combates de la historia del boxeo. Entonces, cedió el título ante un aspirante que acabó por convertirse en leyenda de las 16 cuerdas. Nunca se llegó a reponer psicológicamente de aquel mazazo deportivo. De ese modo, en 1977, anunció su retirada y se ordenó reverendo en Texas.

Casi diez años después, en 1987, volvió al cuadrilátero. La gesta llegó en 1994, cuando logró recuperar el título mundial de los pesos pesados.

 


Martina Hingis


La tenista suiza se retiró en dos ocasiones en 2002 y en 2007. Regresó en 2013, a los 32 años, como doblista. Consiguió ganar una medalla de plata en dobles en los Juegos de Río 2016 de la mano de su compatriota Times Bacsinszky.

 


Conor McGregor


Hace menos de un mes que anunció la que es su segunda retirada. La primera vez fue el 19 de abril de 2016. Sin embargo, tardó solo dos días en arrepentirse y notificar que volvería a pelear. Después de su regreso, el irlandés consiguió ser el primer peleador de la UFC en ostentar dos títulos en categorías diferentes (peso ligero y peso pluma) al ganar la pelea por el título del peso ligero frente a Eddie Álvaresz por KO en el segundo round.

Vigués afincado en Madrid. Aficionado a los golpes en la cabeza y, por ende, también al motociclismo y al boxeo. Su primera bicicleta tenía motor y desde ahí ha ido in crescendo. El día que descubrió que no iba a ser ni el próximo Kevin Schwantz ni el próximo Muhammad Ali decidió dedicarse al periodismo. En sus ratos libres le gusta complicarse la vida y leer sobre filosofía y la Guerra Civil, probablemente a causa de algún traumatismo craneoencefálico.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Multideporte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies