¡Síguenos!
Cavani fue el protagonista de la victoria de Uruguay ante Portugal I CORDON PRESS

Mundial Rusia 2018

Y el matador, mató

No importa lo bien o lo mal que llegue, Uruguay siempre da guerra en los Mundiales. La campeona de Europa fue eliminada.

Uruguay y Portugal son dos selecciones parecidas. Su fuerza radica en el conjunto del bloque y, a partir de ahí, los futbolistas de delante definen. Llámense Cavani, Suárez o Cristiano. Son equipos solidarios, comprometidos, con un rigor táctico por encima de cualquier individualidad. Y ahí estaba uno de los alicientes principales de este cruce entre dos países que aspiran a lo mismo. A Portugal le funcionó en la Eurocopa y a Uruguay le ha funcionado siempre.

Finalmente, el gato al agua se lo llevaron los charrúas. Que no, no están entrenados por el Cholo Simeone sino por el profesor Óscar Washington Tabárez, que en su cuarto Mundial como seleccionador uruguayo, en lo único que ha variado es en su bastón. Ahora vive recluido en el banquillo pero parece que no importe. Su equipo juega de memoria, con las cosas muy claras y con la tranquilidad de saber que al mínimo problema puedes pegar un pelotazo al aire, donde van a estar Suárez y Cavani al acecho. Los buque insignia de Uruguay se inventaron un gol marca de la casa, cuando el del PSG cambió de orientación para el control del del Barça, que levantó la cabeza y puso un centro milimétrico que remató con la cabeza, y el corazón, de nuevo el del PSG, que vivió su gran noche.

Portugal se sintió extraña con la iniciativa de la pelota, teniendo que crear y no correr. Su primera mitad recordó a las jaulas que sufrían los jugadores de Oliver y Benji, encerrados en una telaraña de charrúas. Quien viera por primera vez en su vida a Cavani, pensaría que es un centrocampista más. Mientras tanto, el partido era el sueño más dulce para Godín y Giménez, que achicando agua como el tenista que se defiende de un globo, se encontraban en su hábitat natural. La defensa uruguaya llevaba desde noviembre de 2017 sin encajar gol, por tanto, el empate de cabeza (imperial) de Pepe hizo entender que la selección de Fernando Santos tendría que aprovechar al máximo sus oportunidades porque pocas más iban a tener. El resultado dio la razón a los de Tabárez.

También Cavani, que anotó un segundo gol propio de lo que es: un matador. Su partido, más allá de números, fue encomiable. Tanto que, cuando se retiró por lesión saliendo del campo junto a Cristiano en una de las imágenes de la noche, a Uruguay le faltó una parte muy importante de su bandera. Pero la selección celeste, a diferencia de otros equipos, no depende de un futbolista en particular. Tienen a Godín, Giménez, Suárez o el Cebolla pero por encima de todo está una pequeña nación con un gran sentimiento por el balompié. El mismo día en el que Messi y Crisitano se fueron para casa, Uruguay no más.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Mundial Rusia 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies