¡Síguenos!

Real Madrid

¿Zidane encontró su Madrid?

El entrenador francés ya ha encontrado un once que da respuesta a los problemas colectivos e individuales que el Madrid tenía desde hace tiempo.

Estamos a mediados de noviembre, con un tercio de la Liga ya jugado, y todo apunta a que tras muchas dudas, pruebas y cambios, el entrenador francés ya ha encontrado un once que da respuesta a los problemas colectivos e individuales que el Madrid tenía desde hace tiempo y, parece, que ha asentado un sistema y un grupo titular que da sentido a una idea de fútbol coral en todas fases del juego. Ahora toca reforzar esa idea dándole al grupo los mecanismos que les ayuden cuando la exigencia sea nivel Champions o por lo menos mayor que la que soportan en la mayoría de los partidos de Liga. Entonces será cuando verdaderamente veremos si Zidane ha encontrado de verdad su Madrid, porque no olvidemos que son los mismos que no fueron capaces de ganar al Betis, el equipo más goleado de la Liga, en el Bernabéu hace solo dos semanas.

En la portería, y tras los últimos cinco partidos con la puerta a cero, parece que Courtois deja de generar dudas para comenzar a ser una certeza. El belga parece que con más confianza vuelve a ser el portero dominador del área y de gran salida del balón con la mano en contragolpe. Delante de él, Carvajal ha vuelto a dar señales de vida, mostrándonos en los últimos días a un futbolista menos alocado y crispado, más tranquilo y leyendo mejor los partidos. Ahora necesita acoplar su fútbol al nuevo perfil que tiene esa banda derecha, en la que todo apunta a que desaparece Modric como volante más posicional y aparece un Valverde todocampista y llegador, pero sobre todo ante la posibilidad de que Rodrygo, sobre todo en el Bernabeu, ocupe en muchos partidos la posición de extremo derecho.

En el eje de la defensa parece que Varane y Ramos van a ser la pareja de centrales en los partidos gruesos. El francés, y siempre a la sombra del capitán, ha vuelto a dejar claro que como actor secundario es un central seguro, fiable y siempre rápido y de gran juego aéreo; además junto al de Camas se muestra más confiado a la hora de soltarse con algunos desplazamientos largos de los que no suele hacer gala. Ramos, pese a estar muy flojo, vuelve a liderar la defensa y veremos hasta donde le permite su físico competir en según qué escenarios, pero parece claro que Militao no apunta a ser el central que lidere esa defensa, sobre todo a la hora de gestionar la salida del balón, momento del juego en el que el capitán aparece como insustituible hasta ahora. En banda izquierda Zizou no ha mostrado aún sus cartas definitivas. Él parece empeñado en Marcelo, pero el brasileño no termina de rendir; por suerte, Mendy sí ha respondido defendiendo como un lateral de los de antes, con una aceptable salida desde atrás, dejando ver que no se pone nervioso ni le quema el balón y con bastante más técnica de la que aparenta, además de ser muy poderoso en cuanto a físico, una roca. Otra cosa es en ataque, donde sufre el mismo mal que Vinicius, el área le acelera.

En medio campo, Valverde es la gran novedad. El tándem que forman, Casemiro–Valverde da el empaque físico que el equipo necesitaba. El brasileño, como un gran mediocentro defensivo al que solo le falta asegurar un poco más su juego lateral, y el uruguayo, como un moderno box to box con llegada, trabajo y calidad con el balón. Hoy, el Madrid, con ambos en la zona ancha, es un equipo más sólido, que sin duda defiende mejor y más alto, y debido a ese posicionamiento, también ataca mejor. El equipo presiona más arriba, lo que dificulta la salida desde atrás al contrario, ensuciándole esa salida y obligándole a muchos despejes, con lo que el trio Varane-Casemiro-Ramos gana balones fáciles, sumando recuperaciones sin apenas duelos. Pero es que, además, con las continuas incorporaciones de Valverde a zonas de remate, el Madrid suma un jugador más en la llegada para cargar el área. A esta pareja se supone que le da equilibrio Kroos, un magnifico gestor del juego al que el trabajo de la pareja libera de agobios defensivos y le permite jugar en zonas más cómodas para él.

En punta Hazard y Benzema son evidentes, pese a que aun se espera la mejor versión del belga, al que le está costando integrar su fútbol al del resto del equipo. De momento solo en Ipurua mostró lo que se puede esperar de él. Su relación con los laterales zurdos, Marcelo y Mendy, aun no es la que debería. El brasileño le niega balones y espacios porque siente que hay zonas del campo que llevan años siendo suyas, mientras que Mendy aún está por definir en cuanto a qué carril es el idóneo para que él se incorpore al ataque; parece que al francés le gusta más atacar por dentro que doblar por banda. Benzema está haciendo su mejor temporada desde que llegó al Madrid, asumiendo su rol de veterano y liderando el ataque del equipo con fútbol y goles, siendo sin duda el mejor jugador de este comienzo de temporada del Madrid. El francés ha sido el único que ha mantenido el nivel desde la temporada pasada, en la que ya brilló sobre manera, y en esta, incluso en partidos en los que el nivel blanco fue decepcionante, él ha sido siempre una garantía en ataque. El extremo derecho es la duda porque Rodrygo ha brillado con goles y acciones de mérito, pero a Zizou el trabajo de Lucas Vázquez le reordena mucho tácticamente el equipo y, como pasa con Marcelo, no parece tener muy claro quién debe jugar y cuándo. Este parece ser el equipo titular que ya ha creado Zidane, un once al que aun veremos cambiar en algunas posiciones y donde gente como Bale, James o Isco aún deberían tener algo que decir.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies