¡Síguenos!
Zion Williamson y R.J. Barrett taponan a Luke Maye. / Foto: ZUMAPRESS.com/Cordon Press

Deporte USA

El fenómeno Zion Williamson contra todos

Comienza hoy un March Madness de la NCAA en el que Duke parte como clarísimo favorito al título tras el regreso triunfal del próximo número 1 del draft de la NBA

No hay nada mejor en el deporte estadounidense que el deporte universitario y no hay nada mejor en el deporte universitario que el March Madness de la NCAA de baloncesto masculino, que comienza hoy martes para regalar a los espectadores dos semanas de locura baloncestística con 64 partidos de eliminatoria directa (o ganas o te vas a casa) camino de la Final Four, la cita que reunirá del 6 al 8 de abril en Minneapolis a las cuatro mejores universidades de todo Estados Unidos. Tras el Selection Sunday del pasado domingo, analizamos lo que ha deparado el bracket de la edición del 2019.


Duke, favorito indiscutible al título


¿Puede un equipo que está lanzando francamente mal a canasta y que apenas tiene un 30% de acierto en tiros de tres ser el favorito indiscutible al título nacional universitario de Estados Unidos? Sí, puede. Y el culpable tiene un nombre y un apellido: Zion Williamson, el próximo número 1 del draft de la NBA. Porque es cierto que la Duke de Mike Kryzewski es una de las universidades más míticas de la historia del baloncesto estadounidense y que este año ha conseguido reclutar a alguno de los mejores jugadores de instituto del año pasado (tras lo visto en la temporada regular, R.J. Barrett apunta también al top 3 del draft de este mes de junio, mientras que Cam Reddish y Tre Jones están dejando más dudas en su posible progresión), pero el factor diferencial de los Blue Devils es esa fuerza de la naturaleza llamada Zion Williamson, el jugador más determinante de la competición desde que Anthony Davis guiara al título a la Universidad de Kentucky en el año 2012 tras encajar únicamente dos derrotas en cuarenta partidos. No en vano, Williamson regresó la semana pasada de su mediática lesión para hacer campeón a Duke en la Atlantic Coast Conference (ACC), la potente conferencia que ha situado a tres de sus equipos entre los cuatro cabezas de serie del March Madness, el propio Duke, la Universidad de Virginia y North Carolina. Los números de su regreso (29 puntos y 14 rebotes contra Syracuse, 31 puntos y 11 rebotes ante los Tar Heels y otros 21 puntos y 5 rebotes en la final ante Florida State) son desorbitados, pero más todavía lo son las sensaciones: si nada se tuerce, Zion Williamson será una estrella absoluta del baloncesto, a un nivel (potencialmente) tan alto que son varias las franquicias NBA (omitiremos los nombres) que han empezado descaradamente a tankear en su temporada según iban aumentando las exhibiciones del ¿alero/ala-pívot/pívot? entrenado por Coach K. Antes, en este March Madness, el ganador del duelo entre las universidades de North Carolina Central o de North Dakota State será el primer rival de una Universidad de Duke que ha quedado encuadrada tras el Selection Sunday como primer cabeza de serie en el Este, un cuadrante sin apenas piedras en el camino para poder ver a los Blue Devils, y a su estrella absoluta Zion Williamson, en la cita definitiva de Minneapolis.

Con LSU lejos de su mejor forma, Maryland, Virginia Tech y Louisville mostrando una preocupante falta de competitividad cada vez que se enfrentan a los favoritos (un ejemplo paradigmático, el sencillo triunfo de Kentucky el pasado sábado 29 de diciembre en la cancha de los Cardinals) y sin underdogs a los que temer (¿Minnesota?), los Michigan State Spartans, recientes campeones de la prestigiosa Big Ten en el United Center de Chicago tras superar una vez más esta campaña a los Wolverines de Michigan, parecen a priori los únicos capaces de hacer un poco ruido en el tranquilo paseo de Duke hacia la Final Four. Claro que esto es el March Madness, sinónimo de sorpresa tras sorpresa.


El resto de cuadrantes, totalmente abiertos


Según los datos de las casas de apuestas de Las Vegas, ningún equipo era tan favorito al título de la NCAA como lo es este año Duke desde que la Universidad de Kentucky llegó imbatida al March Madness en el año 2015 (los Wildcats perdieron en las semifinales de ese año contra los Badgers de Wisconsin). Sin embargo, el camino hacia el título del baloncesto masculino universitario de Estados Unidos es tremendamente complicado y muchos son los combinados con opciones a alcanzar, al menos, la Final Four de Minneapolis. No en vano, tras el Selection Sunday, el resto de cuadrantes parecen, a priori, totalmente abiertos.

El cuadrante Sur, por ejemplo, está plagado de media docena de equipos rocosos y defensivos que legítimamente pueden encargar su billete hacia el gélido estado de los 10.000 lagos. Los Virginia Cavaliers, cabezas de serie en el citado cuadrante, se vieron sorprendidos la semana pasada por Florida State en las semifinales del Campeonato de la ACC, pero desde la defensa han sido sólidos en la temporada regular (encajan poco más de 55 puntos recibidos, el que menos de toda la competición), a excepción de su doble derrota contra Duke. Una situación que también se puede trasladar a otros candidatos de ese cuadrante como Tennessee (pese a su clara derrota en la final de la SEC ante Auburn), Purdue (con un anotador como Carsen Edwards), Wisconsin (poco más de 61 puntos recibidos por partido, el noveno que menos recibe) y Kansas State (poco más de 59 puntos recibidos por partido, el tercero que menos recibe). Villanova, actual defensor del título, es el último de los favoritos para sellar el pase en la parte Sur del cuadrante, si bien la universidad situada en Pennsylvania, pese a su recién entorchado en la Big East ante Seton Hall, parece este curso un paso más atrás que otros equipos destacados tras la marcha a la NBA de jugadores tan dominantes como Jalen Brunson, Mikal Bridges o Donte DiVincenzo.

Mientras, por repercusión, palmarés y tradición, ningún cuadrante llama más la atención que el del Medio Oeste, que reúne entre sus dieciséis equipos participantes a tres de las universidades más prestigiosas de la NCAA: North Carolina, Kansas y Kentucky. Con permiso de Houston (pese a su derrota ante Cincinnati en la final de la American), y de Auburn y de Iowa State, flamantes ganadoras en las conferencias SEC y Big 12, el pase a la Final Four debería disputarse entre esos tres equipos a pesar de que las tres universidades hayan fracasado en la semana de finales de conferencia. Da igual: North Carolina es uno de los mejores ataques de la competición (el tercero, con más de 86 puntos por partido) y cuenta con jugadores experimentados (Cameron Johnson, Luke Maye), Kansas ha seguido siendo resolutivo tras la lesión de Udoka Azubuike y la labor global de Kentucky encuentra también aportes individuales con jugadores como Keldon Johnson o P.J. Washington. Argumentos más que de sobra para viajar hasta Minneapolis.

Por último, Gonzaga y Michigan parten como grandes favoritas a la Final Four en el cuadrante Oeste. La universidad situada en el estado de Washington, la única universidad que ha conseguido ser cabeza de serie pese a no militar en la Conferencia ACC, llega a la locura de marzo tras ceder en la final de la Conferencia West Coast en un paupérrimo partido contra Saint Mary’s, pero ha protagonizado el hype más importante (y, tal vez, sobredimensionado) de la temporada. Razones no le faltan: la irrupción de Rui Hachimura, su (cada vez más) lejana victoria contra Duke o su nivel ofensivo. Un dato habla por sí solo: ningún equipo anota más que Gonzaga (88.8 puntos por partido), que también tiene buenos porcentajes de dos (53%) y de tres (37%). Mientras, los Wolverines también llegan al March Madness después de caer por tercera vez esta temporada ante los Spartans de Michigan State, uno de sus rivales acérrimos, en la final de la Big 10 disputada el domingo en el United Center de Chicago. Sin embargo, Michigan, liderada por el veterano Charles Matthews y por el novato Ignas Brazdeikis, es capaz de ganar en su mejor versión a cualquier equipo de la competición y eso le convierte en un claro pretendiente a repetir presencia en la Final Four tras su subcampeonato del año pasado. Con permiso, decía antes, de Gonzaga y, añado ahora, de Texas Tech y (apunten este nombre) del prometedor Jarrett Culver.


Nombres y ¿sorpresas?


Y hablando de apuntar nombres, ya hemos mencionado a Zion Williamson, R.J. Barrett, Rui Hachimura, Keldon Johnson, Cam Reddish o Jarrett Culver, pero todavía hay muchos más jugadores, en clave draft, a los que seguir en este March Madness. Coby White y Nassir Little (ambos de North Carolina), De’Andre Hunter (Virginia), Bruno Fernando (Maryland), Nickeil Alexander-Walker (Virgina Tech) y, por encima de todos, JA Morant (Murray State), un base con aroma a pasado (el máximo asistente de la competición con 10 asistencias por partido que sumar a sus casi 25 puntos por encuentro) que está llamado a formar parte, junto con Williamson y Barrett, del top 3 del citado draft de este mes de junio, un draft, por otro lado, quizá con bastante menos talento que otros años.

Individualmente, esos son los protagonistas de un March Madness que no parece llamado a ser lugar para las sorpresas, tal y como sucedió el año pasado con la Universidad de Loyola Chicago, que se coló inesperadamente hasta la Final Four, o con los UMBC Retrievers, que se convirtieron con su victoria ante Virginia en el primer equipo de la historia en eliminar a un primer cabeza de serie siendo un último cabeza de serie (el primer seed 16 en eliminar a un seed 1). ¿Tal vez el Murray State del citado Morant? ¿O el festival ofensivo de la Universidad de Belmont (sólo Gonzaga anota más que ellos)? Pronto saldremos de dudas. Porque ya está aquí de nuevo la locura de marzo. Por fin.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Maite Cazorla, primera española en la Final Four de la NCAA I Deportes USA I A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Deporte USA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies